En Italia hay una ley bastante peculiar que este 2024 se está cebando con la industria del motor, concretamente con Stellantis y algunas de sus marcas. El último caso afecta a más de un centenar de Fiat Topolino (134 para ser exactos), que están bloqueados en aduanas por lucir una pegatina de la bandera de Italia.

Puede parecer algo baladí, pero va en contra de la ley ‘made in Italy’ (350/2003). Ésta castiga a cualquier bien o producto que dé lugar a equívoco, sugiriendo que se ha fabricado en el país mediterráneo o que está relacionado con éste, cuando en realidad no ha sido así.

El gobierno italiano dice que es ilegal fabricar el Alfa Romeo Milano fuera de Italia

Hace unos meses ya vimos un lance similar con el caso del Alfa Romeo Milano, que originalmente iba a llamarse así por la relación de la marca con la ciudad de Milán. Sin embargo, dado que el SUV pequeño se produce en Polonia, el gobierno italiano entró en acción señalando que no podía utilizar ese nombre, lo que hizo que finalmente su denominación se cambiara a Alfa Romeo Junior.

Fiat Topolino

En este caso hablamos de una situación que presenta tanto similitudes como diferencias. El parecido radica en que el Topolino se produce fuera de Italia, concretamente en Marruecos. Sin embargo, su nombre no está relacionado directamente con ninguna región del país. ¿Cuál es el problema entonces?

Se encuentra en el pilar A del vehículo, justo por delante de la puerta, donde, aunque cueste apreciarlo a simple vista, se encuentra ubicada una pequeña pegatina con los colores de la bandera de Italia.

Puede ser un detalle, pero atenta frontalmente (según las autoridades) contra lo establecido en el artículo 517 del Código Penal: “La importación y exportación con fines de comercialización o la comercialización o comisión de actos dirigidos inequívocamente a la comercialización de productos que lleven indicaciones de procedencia u origen falsas o engañosas constituye un delito”.

Fiat Topolino

Se establece que es “una indicación fala” incluso si el origen y la procedencia se indican como origen extranjero de los productos o mercancías. Además, quien cometa la infracción puede ser será sancionado con una multa administrativa que puede ir de los 10.000 a los 250.000 euros.

Para no tener que enfrentarse a ella, poder sacar los Fiat Topolino de aduanas y venderlos, Fiat va a tener que quitar las pegatinas de todos los ejemplares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.