Nani Roma perdió el conocimiento con el pie en el gas antes del accidente

El accidente de Nani Roma ocurrido en la tercera etapa del Dakar 2018 era difícil de explicar. Tras las declaraciones de Rosa Romero, mujer del catalán, a Marca es fácil comprender qué ocurrió y la gravedad de la situación. Romero, que también participa en el Dakar con el equipo Himoinsa, ha compartido las explicaciones que Alex Haro, el copiloto de Roma, le dio al llegar al campamento: Justo llegando al final, a 400 metros de la meta, había un escalón fuerte que no estaba pintado en el roadbook como peligro y se han dado un golpe. El problema es que al darse el golpe Nani se ha quedado inconsciente, se le ha quedado el pie en el acelerador y ahí ha sido cuando han volcado. Al quedarse inconsciente no ha podido hacer nada”.

Rosa se ha quedado más tranquila al ver a su marido: “La suerte es que he estado con él y lo he visto antes de que se lo llevara el helicóptero. Al menos, si lo ves físicamente y ves cómo está, te quedas más tranquila. Estaba muy contusionado, le dolía mucho la espalda y, como había perdido el conocimiento, estaba un poco desubicado. Ahora me han dicho los médicos que le van a hacer un escáner y unas placas para ver que no haya nada roto y todo esté bien. Está en el hospital, está consciente y puede caminar, aunque le duele todo mucho”. Además, ha sido Nani al que ha instado a su mujer a continuar en el Dakar: “Estaba consciente, le habían dado un calmante y le he dicho que si quería que me fuera con él al hospital. Pero me ha dicho que no, que siguiera, que estaba bien y que después me decía cómo estaba cuando lo miraran bien en el hospital”.

Según el equipo MINI, la culpable del accidente de Nani Roma fue una manga no señalizada en el libro de ruta, un recoveco en la ruta en el que tres de los cinco vehículos del equipo se vieron sorprendidos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.