De los automóviles de calle y de competición de Porsche se han creado multitud de versiones y ediciones especiales con el paso de las décadas. Si nos centramos en el mundo de las carreras descubriremos un sinfín de proyectos y adaptaciones, siendo este Porsche 935 “Baby” de 1980 que sale a subasta este fin de semana uno de los que esconde una curiosa historia tras de sí.

El vehículo es obra del piloto sueco Jan Lundgardh, que construyó este 935 para competir en la categoría de 2.0 litros del campeonato alemán. Par hacer posible este proyecto, el piloto contó con la ayuda del ingeniero Eberhard Braun. Tomaron un chasis tubular como base conservando la suspensión del 935 y conservaron el techo y el parabrisas del 911, aunque con algunos cambios en la carrocería.

A subasta este Porsche 935 “Baby” de 1980

subasta Porsche 935 “Baby” 1980
Kevin Van Campenhout | Artcurial

Bajo el capó se instaló un motor de seis cilindros sobrealimentado de 1.4 litros capaz de desarrollar 370 CV de potencia. Junto al chasis tubular se logrón mantener el peso bajo en comparación con el 935 estándar. La primera aparición en competición oficial 935 “Baby” ocurrió en Brands Hatch en 1980 y al año siguiente llegarían circuitos como Silverstone, Nürburgring o Le Mans. En 1982 se reemplazó el motor de 1.4 litros por una unidad de 3.0 litros y seis cilindros. Con este nuevo propulsor conseguirían la victoria en los 1000 km de Nürburgring de 1984.

Hoy, el coche pertenece a un gentleman driver que lo tienen en propiedad desde 2004. Ha competido con él entre 2005 y 2018 en diferentes campeonatos alrededor de Europa. El Porsche 935 “Baby” de 1980 se ha mantenido en el mejor de los estados con una inversión en mantenimiento y restauraciones de unos 700.000 euros, según el anuncio de la subasta.

subasta Porsche 935 “Baby” 1980
Kevin Van Campenhout | Artcurial

El vehículo “nunca ha sufrido daños y todavía tiene sus paneles de carrocería K3 originales”. También está equipado con un motor Type 930/78 de seis cilindros biturbo de 3.0 litros que ha estado en funcionamiento 12 horas desde su última reconstrucción. El vehículo viene acompañado de un completo historial y ahora va a salir a subasta el Le Mans el próximo 2 de julio. Artcurial espera conseguir entre 1,3 y 1,6 millones de euros con su venta.

Fotos: Kevin Van Campenhout | Artcurial

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.