Cuando el Gobierno diseñó las diferentes fases que componen la desescalada hacia una “nueva normalidad”, se determinó que la libertad de movimientos entre provincias no se alcanzaría hasta que ambas no hubieran superado las dos semanas obligatorias de la fase 3 (la última). Tras varias semanas de cambios de fases y de restricciones al movimiento, la luz parece percibirse al final del túnel al conoce que, a partir del 21 de junio, podría haber libertad de movimientos entre provincias.

11 berlinas de lujo por menos de 10.000 euros

Esto se debe a que el próximo 21 de junio expira la última y definitiva prórroga del estado de alarma, lo que supone que las restricciones a la movilidad terminarán con el comienzo del verano, como ha explicado Pedro Sánchez en una rueda de prensa: “Es el 21 de junio, en principio, cuando por toda España podremos circular”, según recogía ayer mismo el diario El Mundo.

A partir del 21 de junio podría haber libertad de movimientos entre provincias

Si el Gobierno aprueba hoy la última prórroga del estado de alarma y la somete a votación en el Congreso mañana, se establecerá que, a partir del 21 de junio, el derecho a la libertad de movimientos y el derecho de reunión quedarán plenamente restablecidos. Sánchez ha explicado que “solo el estado de alarma puede limitar estos derechos fundamentales”.

A medida que han ido evolucionando de fase las comunidades autónomas, Madrid, Barcelona y Castilla y León han sido las que más inconvenientes han presentado para pasar al siguiente nivel debido al elevado número de contagios y casos activos que presentaban. La eliminación de las restricciones en estas tres zonas estaba prevista para el 6 de julio, pero, de finalizar el estado de alarma el 21 de junio, ya habría plena libertad de movimiento entre provincias, lo que permitiría a Madrid, Barcelona y Castilla y León adelantar 15 días su desconfinamiento total.

Esta decisión se ha tomado debido a que el próximo 1 de julio está previsto que a España puedan llegar turistas de otros países, por lo que no tendría sentido que ciudadanos de determinadas provincias o regiones no pudiesen viajar a los territorios nacionales, mientras que los turistas extranjeros tienen plena libertad de movimientos en el país.

Hasta ahora, las provincias que se encontrasen en fase 0, tienen completamente restringida la movilidad salvo en desplazamientos necesarios por trabajo o para la compra de alimentos. Las fases de la 1ª a la 3ª permiten el libre movimiento sin restricciones horarias dentro de la provincia de origen. Una vez superada la fase 3 de la desescalada (en teoría 14 días después de su aprobación y tras verificar que no se haya registrado un rebrote de coronavirus), se pasaría a fase 4, con total libertad de movimientos entre provincias en la misma fase.

Fuente: El Mundo

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.