Este quizás sea uno de los lotes de coches a la venta más importantes de este 2020, y eso que acaba de comenzar. Y es que Girardo & Co acaba de sacar a la venta estos 6 icónicos Lancia de carreras con decoración Martini, seis ejemplarse pertenecientes a una colección privada que estuvieron en activo durante la década de 1980.

Todos los coches que han sido subastados de la colección de Paul Walker

El vendedor es John Campion, el fundador de una compañía que proporcionó generadores portátiles a celebridades como The Rolling Stones, U2, Kiss y AC/DC. Resulta que Campion también es un ávido coleccionista de coches de carreras, con numerosos vehículos en su haber. Entre ellos, los que quizá más llaman la atención son estos seis Lancia de carreras con decoración Martini que han participados en rallyes y en carreras en circuito.

En el lote, que también se vende por separado, se incluye un Delta HF Integrale Grupo A, un Beta Montecarlo Turbo, un LC1, un LC2 y dos máquinas de rallye en forma de Delta S4 Corsa Grupo B y un 037 Rally Evo 2. Aunque los precios de venta no han sido publicados, algunas fuentes informan de que la colección se vendería por 7,5 millones de dólares (6,8 millones de euros), pero esta cifra no ha sido confirmada por la empresa encargada de la venta de los seis coches. Estos son todos los vehículos.

Lancia Beta Montecarlo Turbo Grupo V de 1981

Este Lancia Beta Montecarlo Turbo Grupo V de 1981 obtuvo una victoria en su clase en las 24 Horas de Le Mans de ese mismo año, así como en cada ronda del Campeonato Mundial de Resistencia de 1981. Diseñado por Pininfarina con un peso inferior a 800 kg, está impulsado por un motor de cuatro cilindros y 1.4 litros de origen Abarth. Un turbocompresor KKK de gran tamaño le permite entregar alrededor de 500 CV.

Lancia LC1 Grupo VI de 1982

Este es uno de los cuatro ejemplares del primer coche de carreras con efecto suelo. El Lancia LC1 Grupo VI de 1982 presenta un diseño muy aerodinámico, con una cabina abierta y ruedas traseras carenadas bajo un alerón trasero fijo regulado. Esta combinación fue suficiente para asegurarle la victoria en los 1.000 km de Nürburgring de 1982, con Teo Fabi y Riccardo Patrese detrás del volante. Tras esta victoria, este LC1 de más de 450 CV logró dos segundos puestos y una pole position.

Lancia LC2 Grupo C de 1983

El sustituto del LC1, este Lancia LC2 Grupo C de 1983 tuvo la difícil misión de tratar de vencer al Porsche 956 que todo lo conquistaba. Aunque no lo consiguió, el participó en Le Mans en 1983 y luego en los 1.000 km de Kyalami, logrando la pole position y un segundo puesto. Su configuración le permite participar también en el Campeonato Peter Auto Group C. Está equipado con un motor V8 de Ferrari de 2.6 litros con 800 CV de potencia y una velocidad máxima de 385 km/h.

Lancia 037 Rally Evo Grupo B de 1984

Este Lancia 037 Rally Evo Grupo B de 1984 fue pilotado por el campeón del WRC Marku Alen como el coche de reconocimiento antes del Rally de los 100 Lagos de 1984. Más tarde, fue asignado al equipo de carreras Jolly Club y luego pilotado por los campeones europeos de rally Darío Cerrato y Enrico Bertone. Esta unidad no resultó ser tan competitiva ese año, quedando por detrás del Audi Quattro S2 y del Peugeot 205 Turbo 16. Ese año resultaría ser el último para el 037, ya que para la temporada 1985 sería reemplazado por el Delta.

Lancia Delta S4 Grupo B de 1985

El reemplazo del 037, el Lancia Delta S4 Grupo B de 1985, sería el arma secreta de los italianos para batir a Audi y a Peugeot. Equipado con un motor trasero montado longitudinalmente, utilizaba un supercargador y un turbocompresor por primera vez, lo que le permitía obtener más de 550 CV de potencia y una aceleración de 0 a 100 km/h de 2,6 segundos. Esta unidad en particular, con chasis #0208, fue inicialmente un coche de pruebas utilizado antes de las pruebas de Montecarlo y Suecia en 1985. Después fue a parar al equipo Jolly Club donde ganó la Mille Miglia de 1986 con Darío Cerrato al volante.

Lancia Delta HF Integrale 8V Grupo A de 1988

Al ganar su primer rally en Portugal, este Lancia Delta HF Integrale 8V Grupo A de 1988 fue un éxito instantáneo, superando a Audi y a Peugeot en su propio terreno. Lancia Martini Racing se elevó a nuevos niveles gracias a su combinación de equilibrio, capacidad de conducción y potencia, acumulando 36 victorias de etapa ese año en solo los dos rallyes en los que participó con Miki Biasion al volante. El coche de la Colección Campion fue el único ejemplar en ganar dos rallyes. Los otros tres que ganó Biasion esa temporada fue a los mandos de otros tres Integrale diferentes, lo que le otorga cierto valor especial.

Fuente: Girardo & Co vía CarThrottle

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.