Cuando alguien decide lanzarse a la aventura de dar la vuelta al mundo, lo normal es que escoja un vehículo que destaque por su fiabilidad y durabilidad. Y con la Toyota Hilux BushCamper tendrías un compañero de viaje ideal para acometer semejante viaje. Porque la base elegida para llevar a cabo esta camperización, el Hilux, se ha labrado la fama de ser uno de los pick-up más robustos del planeta.

También es importante saber que prácticamente en cualquier país que visites vas a poder encontrar tanto repuestos como mecánicos capaces de reparar las posibles averías que sufra. Porque a diferencia de muchos de sus rivales, el Toyota Hilux es un vehículo verdaderamente global: se fabrica en siete plantas diferentes repartidas por todo el planeta y se comercializa en más de 180 países y regiones de todo el mundo.

Esto hace que la Toyota Hilux de BushCamper sea especialmente interesante. Esta empresa ubicada en Wiesentheid (Baviera, Alemania) ofrece sobre la base de las Hilux de doble cabina, cabina extendida o cabina sencilla paquetes de camperización con capacidad para que pernocten y viajen entre dos y cinco pasajeros en función de la opción de carrocería escogida.

Una preparación con la que han buscado mantener el peso del conjunto por debajo de las 3,5 toneladas en orden de marcha. Para ello han empleado materiales ligeros pero resistentes en la construcción del módulo vivienda, que además cuenta con un techo elevable y unas formas estilizadas. Presenta diferentes compartimentos portaobjetos en el exterior y luce diferentes sistemas para fijar accesorios, como unas planchas de arena o unos bidones con combustible o agua.

Y para que la capacidad todoterreno del Hilux no se vea perjudicada, BushCamper instala un kit de suspensiones elevadas que aumentan la altura libre al suelo en 50 mm. También refuerzan el chasis para que aguante el peso del conjunto sin problemas y en las condiciones más duras. Completan los cambios en el exterior un paragolpes ARB con cabrestante integrado, unos neumáticos General Grabber (265/70 R17) o un compresor para poder variar la presión de las gomas fácilmente.

Al interior del módulo camper se puede acceder bien a través de la propia cabina o bien desde la amplia puerta trasera. Una vez dentro, nos encontramos con un espacio con una distribución longitudinal que incluye bancos para sentarse, un fregadero, una pequeña cocina de gas, una nevera con congelador o incluso un váter portátil. Hay dos camas: una en el techo con unas dimensiones de 2,3 metros de largo por 1,55 de ancho y otra abajo con un tamaño de 1,95 m de largo y 1,3 de ancho.

En cuanto al precio, la Toyota Hilux de BushCamper parte de los 135.000 euros sin incluir opciones y con cualquiera de las tres carrocerías disponibles.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.