Repasando las características que hacen que un coche sea muy valorado en las subastas, haber competido suele ser algo que suma, especialmente si tiene un palmarés interesante. Este no es uno de esos casos, pero lo que va a llamar la atención de los coleccionistas es que es un ejemplar que fue el último de su especie, el último Porsche 917 que disputó las 24 Horas de Le Mans.

Se trata de un Porsche 917 K-81 de 1981, el último desarrollado por la escudería Kremmer Racing en colaboración con Porsche.

Porsche Cayenne GTS 2024: ahora con 500 CV

Participó en la edición del mismo año de la carrera de resistencia con el trío de pilotos formado por Bob Wollek, Xavier Lapeyre y Guy Chasseuil.

Porsche 917 K-81

Su historia no fue un camino de rosa, puesto que fue terminado apenas un mes antes de la carrera, por lo que su puesta a punto no fue la mejor del mundo. Aunque se realizaron mejoras entre la clasificación y la carrera (como un aumento de la velocidad máxima), en carrera solo Wollek fue capaz de llevarlo relativamente rápido, para rodar en novena posición.

Sus compañeros se hundieron en la clasificación, saliendo del top 20. Lo peor no fue eso, la guinda fue que pasadas las primeras siete horas, Lapeyre pasó por un bordillo y daño un conducto de aceite, lo que hizo que tuvieran que retirarse de la competición.

Porsche 917 K-81

A pesar de ello el 917 K-81 volvió a participar en otra carrera de resistencia, en esta ocasión, los 1.000 Km de Brand Hatch, que fue la ronda final del Campeonato del Mundo de Resistencia de 1981. Su rendimiento fue mejor, pero el resultado fue el mismo: un problema con la suspensión en la vuelta 52 le dejó fuera de combate.

El Porsche 917 K-81 va a ser subastado por RM Sotheby’s hoy mismo y, como cabría esperar de un vehículo con este pedigrí, se espera que alcance un precio astronómico. La compañía estima que la puja ganadora podría situarse entre los 3,5 y los 5 millones de euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.