Si algo caracteriza a los coches de policía es que se les ve venir de lejos debido a sus llamativos vinilos, las sirenas, etc. De hecho, incluso es fácil “sospechar” de ciertos modelos que van de incógnito porque son automóviles que el conductor ya se espera que pertenezcan a las fuerzas de seguridad. Para acabar con eso el Sheriff de Tejas ha optado por incorporar su flota cinco Chevrolet Camaro, que a priori nadie asocia a una patrulla, y poniéndoles unos vinilos que apenas son perceptibles.

California y Washington prohíben la venta del Chevrolet Camaro SS y ZL1

Salvo por la peculiar elección de los Chevrolet, que es llamativa y que seguramente todos los agentes se “peguen” por conducir, el uso de una decoración que casi no se vea no es una práctica nueva, y se les conoce como coches fantasma.

Sheriff Tejas Chevrolet Camaro fantasma

Consiste en aplicar vinilos de un tono muy similar al de la carrocería, de manera que sean muy difíciles de identificar y prácticamente imposible si se va conduciendo. En este caso, los Camaro lucen un color exterior blanco, con la identificación de “Sheriff” y “911” en un gris claro que hay que esforzarse para ver.

La oficina del Sheriff apunta que estos vehículos “apoyarán nuestros múltiples esfuerzos para sacar a los conductores peligrosos de nuestras calles para que finalmente podamos deshacernos de la dudosa distinción de nuestra región por tener las carreteras más mortíferas del país”.

Sin embargo, no son pocas las voces en redes sociales que critican el movimiento esgrimiendo argumentos como, por ejemplo, el hecho de que la medida está hecha para cazar a los conductores y recaudar, así como porque están ocultándose de la gente a la que se supone que han jurado proteger.

Imágenes: @BruceAllmiighty

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.