En 1967, Shelby lanzó el GT500, la versión más exclusiva y potente del Ford Mustang, por encima del GT350 existente en aquel momento. Solo se construyeron 2.050 unidades en aquel año de 1967, por lo que encontrar una hoy es como encontrar un tesoro. Pero esto fue, precisamente, lo que les ocurrió a los protagonistas del vídeo que te mostramos a continuación: encontraron un Shelby GT500 de 1967 abandonado en un granero desde principios de los 80.

Ocurrió en Nebraska y, en esta ocasión, se puede decir que fue el coche el que descubrió a su nuevo propietario y no al revés. Según cuenta Motor1.com, un amigo estaba en un salón del automóvil con una réplica de un Shelby GT350 descapotable de 1967. Dos hermanos presentes en el evento le dijeron que tenían un GT500 del 67 en su granero que merecía la pena echarle un vistazo.

Encuentran un Shelby GT500 de 1967 abandonado en un granero desde principios de los 80

Shelby GT500 abandonado granero

Un grupo de especialistas en Shebly se reunió para examinar el coche, entre ellos un restaurador y un juez del Mustang Club of America. Además, trajeron libros que catalogaban cada modelo de Shelby para saber qué buscar. Originalmente era rojo con el interior negro. El primer comprador estaba en Omaha, Nebraska.

Encuentran un Aston Martin DB4 que ha estado 30 años abandonado en un granero

Pidieron a los actuales propietarios que dejaran todo en el coche. Cuando los expertos llegaron allí, se convirtió en una especie de investigación arqueológica. Había piezas del coche dentro de la cabaña, mientras otras estaban en el granero.

Un verdadero Shelby… sin motor

Tras las investigaciones realizadas, este Shelby GT500 fue aparentemente usado para carreras de aceleración en algún momento. Los guardabarros fueron dañados y reemplazados. También, recibió un golpe en la parte delantera. Uno de los hermanos compró el coche para restaurarlo, pero, finalmente, nunca llegó a hacerlo.

Descubren varios coches clásicos de los 80 y 90 en un granero

Los números de la parte delantera confirman que se trata de un verdadero Shelby GT500 y algunas de las piezas diversas en el granero pertenecen al coche. Sin embargo, el motor, la transmisión y la parte trasera habían desaparecido.

Shelby GT500 abandonado granero

Pero el coche es lo suficientemente bueno para Jerry Heasley, el presentador del vídeo, quien lo compra para restaurarlo. Una vez terminado el trabajo, ofrece a los hermanos la oportunidad de conducir el Shelby, ya que nunca tuvieron ocasión de hacerlo cuando fueron sus propietarios.

Mientras que el Sheby GT350 del 67 tenía un motor V8 de 4.7 litros, el GT500 llegaba hasta los 7.0 litros de cilindrada, con dos carburadores Holley, y alcanzaba los 355 CV de potencia.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.