Renault podría dejar de producir Mégane y Clio diésel a partir de 2020

Renault no quiere diésel desde 2020

Las estrictas leyes anticontaminación siguen ahogando a los motores diésel. París es un claro ejemplo de ello, puesto que su alcaldesa, Anne Hidalgo, quiere prohibirlos antes de 2020. Y lo cierto es que no es la única ciudad que ha mostrado su rechazo a este tipo de propulsores.

Por este motivo, y porque los costes para superar las normas anticontaminación serán más altos, Renault habría decidido dejar de fabricar motores diésel a partir de 2020. Eso parece haber dicho Thierry Bollore, jefe de Competitividad de Renault, que según fuentes cercanas habría manifestado: “Los estándares más duros y los métodos de prueba aumentarán los costes de la tecnología hasta el punto en que el diésel tenga que salir del mercado”.

Estas declaraciones publicadas por Reuters ponen de manifiesto que superventas como el Clio o el Mégane (ver prueba Renault Mégane 2016 Energy dCi 110), donde la versión diésel en España se han vendido como churros, no tendría cabida una opción de gasoleo; parece ser que sí existe hueco en los vehículos de segmentos superiores. Cabe señalar que Renault, antes del escándalo de Volkswagen, ya había empezado a apostar por los motores gasolina frente a los diésel, como en por ejemplo en el Twingo, que únicamente está disponible con los propulsores SCe 70 y TCe 90.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here