Ponemos a prueba el Peugeot e-2008, la versión eléctrica del SUV compacto francés. Como podrás comprobar en el vídeo, se diferencia exteriormente en escasísimos detalles: parrilla del mismo color que la carrocería y logos con detalles en azul.

La disparidad más importante, obvio, es es el motor que se encarga de darle vida al vehículo: uno eléctrico de 136 CV que se mueve gracias a una batería de 50 kWh. Es por ella por la que tiene una autonomía de hasta 310 kilómetros. Para cargarla, dependiendo de la potencia de la toma, se necesita entre 30 minutos (100 kW) y 16 horas (3,7 kW).

Además de ser silencioso, cosas ‘de lo eléctrico’, destaca por la buena insonorización que se ha conseguido en el interior. También por el espacio del que pueden disfrutar los pasajeros, que es el mismo que en las versiones de combustión. Lástima que el maletero sí se haya visto reducido, aunque solo 29 litros, por lo que suma 434.

5 casos en los que el coche eléctrico sí contamina

El Peugeot e-2008 de la prueba tiene un precio de 32.650 euros, sin las ayudas que ofrece el Gobierno a los coches eléctricos.

Si te gusta el vídeo, por favor, dale a ‘me gusta’ y suscríbete a nuestro canal.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.