En la prueba del Mazda CX-5 2022 voy a analizar las principales novedades de un SUV japonés que sigue siendo de lo más atractivo del mercado. Con este restyling, Mazda mejora su aspecto, algunos acabados y su tecnología, actualizándose a nuestro tiempo y consiguiendo ser atractivo para un público más amplio. Aquí empieza la prueba del nuevo Mazda CX-5, ¡Vamos allá!

Voy a empezar por el diseño exterior del Mazda CX-5 2022, que recibe una serie de modificaciones para ser todavía más atractivo. Debo decir que bajo mi punto de vista, el Mazda CX-5 sigue siendo un SUV que se ve muy actual: y es el que el lenguaje de diseño KODO es de lo más atractivo que podemos encontrar en el mercado.

Prueba Mazda CX-5 2022 frontal

¿Dónde se aprecian los principales cambios? Sobretodo en el frontal, con unos faros más finos y estilizados y una nueva firma luminosa LED, ahora de serie en toda la gama. La parrilla y en general el diseño del paragolpes también es nuevo: luce más fino y elegante, más minimalista y moderno.

Otra de las novedades del diseño exterior es la adopción de nuevos diseños de llantas y la incorporación, desde el acabado más básico, de llantas de 19 pulgadas de serie. Con ellas, el aspecto de este nuevo Mazda CX-5 2022 siempre será atractivo, incluso con los acabados inferiores. Por último, Mazda también ha incorporado un nuevo color para la carrocería bautizado como Zircon Sand, una especie de beige que le da un aspecto muy sofisticado.

Interior Mazda CX-5 202: sin demasiadas novedades

El interior del CX-5 es probablemente donde menos novedades de peso encontramos, aunque también las hay. El diseño general es prácticamente idéntico e incluso no hay cambios de consideración de las pantallas disponibles, que ya se actualizaron el año pasado en toda la gama del SUV japonés.

Prueba Mazda CX-5 2022 salpicadero

Los principales cambios afectan a los nuevos asientos, con un diseño renovado para reducir la fatiga en viajes largos, y nuevos embellecedores y detalles estéticos. También nuevas tapicerías que se adaptan a la renovada gama de acabados disponible. La pantalla es de 10,25 pulgadas y destaca por un uso fácil e intuitivo: el sistema multimedia Mazda Connect es de los mejores que se ofrecen en vehículos japoneses. Eso sí, la pantalla no es táctil y las órdenes se ejecutan desde un mando ubicado en el túnel central. No es algo que debamos reprochar ya que su uso es fácil e intuitivo.

La verdad es que desde el primer instante en que pones un pie en el interior del Mazda CX-5 2022 la sensación de calidad es notable. Toques donde toques, siempre tienes la sensación de estar en un coche muy bien fabricado y con unas aspiraciones premium completamente justificadas. Quizás no llegue a la excelencia de las marcas premium alemanas, pero no está lejos y puede estar a la par de otras referencias en cuanto a calidad como Volkswagen.

Buen espacio delante, peor detrás

Prueba Mazda CX-5 2022 plazas delanteras

El Mazda CX-5 2022 estrena unos asientos que destacan por su alto grado de comodidad y también por conseguir un agarre lateral muy correcto. Son unos asientos excelentes. El espacio en las plazas delanteras es muy bueno y la postura al volante también me ha gustado mucho. El volante es muy chulo y la información del cuadro de instrumentos, con una pantalla central e indicadores analógicas en los laterales, es más que correcta.

Ahora bien, no todo es fiesta: las plazas traseras del Mazda CX-5 2022 me han parecido un poco justas para el tamaño del coche. Mido 1,79 metros y el espacio para las rodillas es de apenas 3 o 4 centímetros con el asiento delantero regulado para mi posición. Además, la plaza central no es demasiado aprovechable. Lo mejor de las plazas traseras es que los asientos de los extremos son también muy cómodos y con un excelente agarre lateral.

El equipamiento en las plazas traseras no sorprende: contamos con salidas de aire del climatizador y buenos materiales en los guarnecidos de las puertas. El maletero es una de las grandes novedades de este restyling, ya que Mazda ha reordenado los elementos del suelo y ha optimizado el hueco de carga para pasar de 477 litros de la anterior generación a los 522 litros en esta nueva versión. Además, el respaldo de la fila trasera se puede abatir en una configuración 40:20:40.

Una gama mecánica inteligente

Prueba Mazda CX-5 2022

Los motores del Mazda CX-5 2022 no se van por las ramas. Disponemos de una gama mecánica amplia y para todas las necesidades: desde los refinados motores de gasolina Skyactiv-G de 2 litros y 165 CV y 2,5 litros y 194 CV pasando por una gama diésel que apuesta por la fuerza y por unos consumos razonables: sendos propulsores de cuatro cilindros y 2,2 litros de cilindrada con 150 o 184 CV.

El Mazda CX-5 2022 se puede elegir con cambio manual o una transmisión automática de seis relaciones y convertidor de par. Eso sí, las versiones más potentes, tanto diésel como gasolina, están únicamente disponibles con la opción automática. Se trata de una caja de convertidor de par con un funcionamiento agradable, pero que lastra un poco la respuesta del motor.

Y es que el cambio manual del Mazda CX-5 me sigue pareciendo muy bueno y por prestaciones, tanto en aceleración como en recuperaciones, tengo la sensación que no es necesario optar por las versiones más potentes de la gama. En esta primera prueba del Mazda CX-5 2022 he probado las versiones de gasolina de 165 y 194 CV con cambio manual y automático respectivamente, así como el diésel de 150 CV con cambio manual.

Un cambio manual para aprovechar todo el potencial del coche

Prueba Mazda CX-5 2022

Salvo que quieras el coche para un uso eminentemente urbano, el Mazda CX-5 con cambio manual y motor diésel de 150 CV me ha convencido. Es cierto que es un motor menos refinado y sobretodo el sonido al ralentí no es para nada bonito, todo lo contrario del 2,5 litros Skyactiv-G de 194 CV, cuyo ronroneo es de lo más sugerente.

Sin embargo, al volante el motor de gasolina asociado al cambio automático me parece un poco perezoso. Se trata de una mecánica atmosférica que ofrece solo 258 Nm de par a 4.000 vueltas y la transmisión automática optimiza demasiado la eficiencia de combustible, el resultado es algo pobre en prestaciones: acelera de cero a cien en 9 segundos.

El diésel, por el contrario, me parece mucho más agradable de conducir, especialmente asociado al fantástico cambio manual de Mazda. Ofrece 380 Nm de par desde las 1.800 hasta las 2.600 vueltas y sus reacciones son más enérgicas, gracias por supuesto a la magia del turbo. Además, con el cambio manual controlas mucho mejor la entrega de potencia.

Prueba Mazda CX-5 2022 trasera

Ahora bien, desde Mazda afirman que la mayoría de las ventas se irán al motor de gasolina de 165 CV y cambio manual: es la opción más barata de la gama y la verdad es que es una dupla convincente. Es cierto que el motor no tiene unas prestaciones fulgurantes: acelera de cero a cien en 0,6 segundos más lento que el diésel de 150 CV. Pero es refinado y con la caja manual me parece un coche equilibrado y razonable para quien busque un SUV completo y sin necesidad de contar con unas prestaciones de infarto.

Dinámicamente muy bueno

Además no solo eso, el consumo también es un factor a tener en cuenta. El diésel homologa un consumo combinado de 5,6 litros cada 100 km, mientras que el gasolina de 194 CV se va hasta los 7,6 litros. Aunque en la práctica la diferencia es mayor: el diésel ronda los 6,3 litros mientras que el gasolina es difícil bajarlo de medias de 9 litros. Un poco tragón para los tiempos que corren. La versión de gasolina de 165 CV reduce algo sus consumos, que rondarán de media los 7,5 o 8 litros cada 100 km.

Prueba Mazda CX-5 2022 lateral

Eso sí, donde el Mazda CX-5 me ha dejado muy buen sabor de boca es a nivel dinámico. Las renovadas suspensiones y el sistema G-Vectoring Control Plus consiguen que sea un coche sorprendentemente eficaz en curvas. Se ha mejorado la rigidez del conjunto y es un SUV en el que los balanceos están muy controlados. La dirección, eléctrica, no transmite demasiado pero sí me ha gustado mucho la respuesta del eje delantero: preciso y sin rastro de subviraje.

Tanto con el cambio manual como con el automático se consigue realizar una conducción dinámica eficaz e incluso divertida. En el caso de la transmisión automática, el volante cuenta con levas para facilitar la tarea en una conducción deportiva y otros elementos como la respuesta del acelerador o la capacidad de frenada son más que correctos. A nivel dinámico creo que está entre lo mejorcito de los SUV generalistas.

¿Vale la pena apostar por él?

El Mazda CX-5 2022 de esta prueba no cambia demasiado, pero allí donde lo hace mejora, condición fundamental para considerar al restyling como un completo éxito. Es un SUV que me sigue pareciendo de lo más bonito a nivel estético, sobretodo en la vista frontal: afilada y agresiva.

Prueba Mazda CX-5 2022

En el interior las plazas delanteras son muy correctas y la calidad de ajustes y materiales es destacable, especialmente los plásticos ‘que no se ven’ de la parte inferior, donde habitualmente las marcas reducen presupuesto, son muy buenos. Los que se ven también son más que correctos y en líneas generales es un interior logrado. Algo aburrido estéticamente, pero correcto. Eso sí, las plazas traseras podrían ser algo más amplias.

Y por último tenemos que hablar de los motores y el comportamiento dinámico. Si tengo que elegir entre los motores que he probado quizás me quedaría con el diésel de 150 CV y el cambio manual: ofrece un equilibrio genial entre prestaciones y consumos. Los motores de gasolina son un poco perezosos dado su cifra de par algo pobre en bajas vueltas, pero son más refinados y con el cambio manual de la versión de 165 CV me parece una opción también muy interesante, sobretodo por precio.

¿Qué Mazda CX-5 2022 comprar?

Mi elección pasa por las opciones más baratas de la gama, siempre con cambio manual: ¡no es habitual que me guste lo más barato, pero mejor para todos! Su comportamiento dinámico es intachable y lo convierten en una de las opciones más interesantes dentro de su segmento si te gusta conducir y quieres un coche de calidad y fiable.

Prueba Mazda CX-5 2022

Además, ahora Mazda ofrece nuevos acabados especiales pensados para los distintos tipos de cliente. A los clásicos: Origin, Evolution y Zenith, ahora se suman tres nuevos acabados. El acabado Newground está pensado para los clientes más activos y aventureros, el Homura destaca por su toque deportivo, mientras que el Signature es la opción más lujosa.

Pero lo mejor es su relación entre precio y equipamiento. Con el motor gasolina de 165 CV, cambio manual y el acabado Origin con llantas de 19 pulgadas, cámara de visión trasera, faros LED o pantalla de 10,25 pulgadas puede ser tuyo por 30.900 euros, aunque con las promociones de la marca se te queda en 28.400 euros. El diésel de 150 CV es unos 3.000 euros más caro: si haces muchos kilómetros será la opción más rentable.

Mazda sigue muy bien posicionada en el segmento SUV con el CX-5, que junto con el CX-3, el CX-30 y el futuro CX-60 conformarán una gama de lo más interesante. El CX-5 2022 de esta prueba es un coche equilibrado, con una gran calidad general, mucho equipamiento y un comportamiento de primera. Y además las versiones básicas tienen precios muy buenos para todo lo que ofrecen. ¡No hay que perderlo de vista!

A destacar A mejorar
Comportamiento dinámico Consumo motores gasolina
Calidad general Prestaciones motor atmosférico
Relación precio/equipamiento Espacio plazas traseras
Ficha técnica Mazda CX-5 2022 Skyactiv-G 165
Motor Cilindrada 1.998 cc
Cilindros 4 en L
Potencia máxima 165 CV a 6.000 rpm
Par máximo 213 Nm a 4.000 rpm
Alimentación Tipo Inyección directa.
Transmisión Caja de Cambios Manual,
6 velocidades
Tracción Delantera
Suspensión Delantera Tipo McPherson
Resorte helicoidal
Trasera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Frenos Delanteros Discos ventilados
Traseros Discos macizos
Dimensiones Longitud 4.575 mm
Anchura 1.845 mm
Altura 1.685 mm
Distancia entre ejes 2.700 mm
Maletero Volumen 522 – 1.638 litros
Peso Peso 1.500 kg
Prestaciones Velocidad máxima 201 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 10,5 seg
Consumo
WLTP
Combinado 6,7 l/100 km
Velocidad baja 8,2 l/100 km
Velocidad media 6,4 l/100 km
Velocidad alta 5,8 l/100 km
Velocidad muy alta 7,2 l/100 km
Emisiones Emisiones de CO2 152 g/km Euro 6 – Etiqueta C
Precio Precio oficial Desde 30.900 euros (28.400 con descuento)

 

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.