La compañía de Wolfsburgo ya ha puesto a la venta su primer coche eléctrico global, que, por cierto, también es el primer SUV con este tipo de propulsión. Incorpora la imagen de los prototipos ID presentados en estos años atrás. Eso su exterior, porque el interior, al igual que el Volkswagen ID.3, se caracteriza por la sencillez.

La plataforma MEB consigue que los pasajeros de las plazas traseras tengan un espacio de sobresaliente para las piernas, favorecido, además, por un piso plano.

Dos cosas me han sorprendido sobremanera en este ID.4: la primera es lo bien que va en curva. Los coches eléctricos suelen tener una sensacional aceleración porque dan todo el par desde el segundo cero, pero éste, además de eso, va fantásticamente en curva, bien aplomado -ventajas del bajo centro de gravedad conseguido porque la batería está alojada en el piso-. La segunda es el Head up display con realidad aumentada e información virtual dinámica, que como si de un videojuego se tratase, muestra señales a una distancia figurada de 10 metros. Sensacional y útil.

Los coches eléctricos más vendidos en Europa en el primer trimestre de 2021

El (prueba) Volkswagen ID.4 está disponible con dos capacidades de batería -de 52 y 77 kWh-, diferentes autonomías -con un máximo de 522 kilómetros- y potencias -148, 170, 175, 204 y 306 CV. Nosotros hemos probado el Volkswagen ID.4 1st Max 204 CV con hasta 493 kilómetros de autonomía.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.