Una nueva etapa está a punto de empezar en Stuttgart y no tiene que ver con la llegada de un nuevo modelo. Porsche se prepara su posible salida a bolsa, a través de una Oferta Pública de Inicial (Initial Public Offering IPO, en inglés) que llevará a cabo el Grupo Volkswagen. El gigante alemán ofrecerá hasta el 25% de las acciones preferentes (sin derecho a voto) de Porsche AG. La IPO está prevista para finales de septiembre o principios de octubre y se espera que finalice antes del nuevo año, sujeta a las condiciones del mercado.

Está previsto que las acciones preferentes coticen en el Mercado Regulado de la Bolsa de Frankfurt (Prime Standard). Las acciones preferentes también se venderán a inversores minoristas a través de una oferta pública en Alemania y otros países europeos, lo cual podría generar un entusiasmo aún mayor por su estreno bursátil. Se estima que estima una valoración bursátil de entre 60.000 y 80.000 millones de euros.

“Este es un momento histórico para Porsche. Creemos que una IPO abriría un nuevo capítulo para nosotros, con una mayor independencia y como uno de los fabricantes de automóviles deportivos más exitosos del mundo”, ha declarado Oliver Blume, CEO de Porsche.

Porsche AG se prepara para su posible salida a bolsa

Porsche salida bolsa

Con esta salida a bolsa a través de la Oferta Pública Inicial, Porsche busca una mayor independencia empresarial para ejecutar su estrategia. Por tanto, a finales de año se rescindirán los acuerdos de dominación y transferencia de pérdidas con Volkswagen. Al mismo tiempo, ambos fabricantes han acordado mantener su exitosa cooperación y planean seguir beneficiándose de sinergias conjuntas en el futuro.

Por su parte, el Grupo Volkswagen mantendrá su control mayoritario sobre la firma deportiva y la incluirá en sus resultados financieros. La compañía, además, planea un dividendo del 49% de los ingresos brutos generados por esta operación.

Singer muestra en público el Porsche 964 Turbo Study

De cara a la IPO, el capital social de Porsche se dividió en dos paquetes: por un lado, un 50% de acciones preferentes (que no tienen derecho a voto) y, por otro, un 50% de títulos ordinarios (sí tienen derecho a voto). La idea es sacar a bolsa hasta el 25% de las acciones preferentes de Porsche, mientras que el 25% restante y una acción de las ordinarias se venderán a Porsche SE, que controla el 53,3% del Grupo Volkswagen.

Además, con esta salida a bolsa, Porsche tiene como objetivo utilizar todo su potencial como marca para desarrollar el coche eléctrico, mejorar su compromiso con el lujo sostenible, ofrecer una cultura de rendimiento centrada en las personas y una experiencia para el cliente superior, así como un mayor rendimiento financiero.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.