En el coche existen muchas piezas con las que un usuario común no está familiarizado, algunas con formas extrañas que incluso pueden llevar a la desconfianza si alguien las ve fuera de lugar. Fue precisamente lo que ocurrió en Salt Lake City, Utah, cuando unos vecinos se encontraron con un dispositivo que pensaron que podía ser una bomba… pero que finalmente resultó ser un tensor de cinturón de seguridad de Audi.

Puede parecer una confusión algo exagerada, pero hay que concederle a quien se encontrara el objeto primero, que a simple vista es fácil interpretar que pueda ser un explosivo, sobre todo por la anilla de la parte superior, que bien podría pasar por una espoleta de una granada de mano.

Cómo arreglar unos cinturones que no recogen bien en unos minutos y por solo 8 euros

Los vecinos dieron el aviso y el departamento de policía acudió al lugar con su unidad de explosivos, lo que, siguiendo el protocolo, derivó en el desalojo de todo el complejo de apartamentos.

Una vez se ha compartido la historia en internet, muchos han sido los que rápidamente han identificado el objeto, pero como es lógico la policía, sin saber a buen seguro de qué se trataba, tuvo que operar con la mayor seguridad posible.

Los compañeros de TheDrive se pusieron en contacto con el departamento de policía de Salt Lake City y esto fue lo que les dijeron: “Abordamos cada llamada de paquete/dispositivo sospechoso con la mayor consideración por la seguridad. Tenemos que hacerlo por el bienestar de nuestros oficiales y miembros de nuestra comunidad, nunca bajamos la guardia en estas situaciones, incluso si el objeto puede parecer inofensivo”.

“Sabemos que cualquier objeto: altavoces, ordenadores, teléfonos, radios, etc., puede convertirse en un artefacto explosivo. Nuestros oficiales están capacitados para no volverse complacientes nunca. En esta situación, nuestros agentes evaluaron correctamente la situación y actuaron de manera correcta. Basados en las declaraciones de los testigos, el hecho de que nadie en el lugar reclamara la propiedad del dispositivo y que éste pareciera muy fuera de lugar, era apropiado notificar a nuestro escuadrón antibombas para que el dispositivo pudiera ser identificado, manipulado de manera segura y luego probado para confirmar no había ninguna amenaza”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.