Ha ocurrido en Suiza, concretamente, en el cantón de Zurich. En un tramo de autovía limitado a 120 km/h, un radar captó un coche que circulaba a más de 200 km/h. Sin embargo, cuando la Policía consiguió parar al infractor, no podía imaginar la sorpresa que les esperaba: ¡al volante iba un adolescente!

El conductor era un joven de 14 años que, por tanto, no tenía el carnet de conducir. Según declaró a los agentes, el adolescente había cogido prestado el coche de su padre para dar una vuelta, sin ser consciente de lo temerario de su conducta.

La Policía para a un conductor que circulaba a más de 200 km/h y al volante iba un adolescente

más de 200 km/h adolescente

El conductor de 14 años, cuya identidad, lógicamente, no ha trascendido, se dirigía por la autovía en dirección a la frontera con Austria para luego dar media vuelta y acelerar por encima de los límites legales. El radar cazó al vehículo circulando a 213 km/h exactamente, por lo que superaba en más de 90 km/h el límite legal de la vía.

Al ser menor de edad y carecer de permiso de conducir, no se le puede aplicar las sanciones que corresponderían si fuera un adulto, pero sí tendrá que presentarse delante del juez para responder por su conducta temeraria, ya que puso en riesgo su vida y la de los demás usuarios de la vía. La sanción que podría caerle es de diez días de trabajos en beneficio de la comunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.