Montar sobre el capó de un vehículo no parece que sea lo más aconsejable. Menos aún es hacerlo mientras se bebe. Pero es lo que ha ocurrido en Australia, donde una cámara de alta velocidad ha cazado a un hombre bebiendo cerveza sobre el capó de un coche a 119 km/h.

Ha ocurrido en una carretera de Australia Occidental, el pasado 23 de octubre, sobre las 2:20 horas de la madrugada. Una cámara de alta velocidad de la policía cazó a este individuo haciendo una conducta altamente peligrosa, mientras el vehículo, un Ford Courier, circulaba a 119 km/h por un tramo limitado a 100 km/h.

Pillan a un hombre bebiendo cerveza sobre el capó de un coche

Como se aprecia en la imagen, el joven está acostado sobre el capó del coche, sosteniendo una cerveza con la mano, mientras el otro pasajero saca el brazo por la ventanilla, también con una bebida. La policía está pidiendo la colaboración ciudadana para conseguir información sobre el vehículo.

Hasta ahora, los intentos de la policía para localizar el coche han fracasado, ya que lleva placas de matrícula pertenecientes a un Subaru de 2004 del estado de Victoria. A decir por la imagen, no parece que el autor de esta temeridad esté incómodo, ni mucho menos preocupado. Tampoco parece muy consciente de estar poniendo en riesgo su vida.

Afortunadamente para los protagonistas, no hubo que lamentar un desenlace más trágico. Una imagen llamativa que sirve para recordar, una vez más, que no hay que conducir después de ingerir alcohol.

Fuente: The Drive

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.