Este Opel Kadett se atreve con superdeportivos de toda índole

La historia de David contra Goliath no ha dejado de reeditarse en todo tipo de ámbitos a lo largo de la historia, llegando al punto actual en el que las carreras de drag son uno de sus mejores ejemplos. Este Opel Kadett cumple con todos los requisitos del papel: a priori un coche humilde y sin posibilidades ante una plétora de superdeportivos.

Vídeo: un Opel Kadett de 1.250 CV supera los 300 km/h en la ½ milla

Puede que creáis que os hemos spoileado remitiéndonos a la historia bíblica, pero no os preocupéis, de ella solo se repite la dualidad de pequeño contra grande, aunque en realidad el alemán esconde mucho más de lo que muestra: bajo el capó lleva un motor que ha sido potenciado hasta los 600 CV, suficiente como para que los duelos a los que se enfrenta sean bastante interesantes.

Su primer rival es todo un Lamborghini Huracán, concretamente un LP610-4, con un propulsor 5.2 V10 atmosférico de 610 CV y tracción integral. Es este último factor el que supone la diferencia en la carrera, puesto que el Opel Kadett pierde mucho tiempo en la salida, lo que permite al italiano ganar al completar la media milla en 18.112 por los 20.183 de su contrincante.

Pero la cosa no queda ahí. Al siguiente al que planta cara es a un Porsche Panamera, después a un Volkswagen Golf tuneado con más de 850 CV y tracción integral, luego a un Audi RS6 Avant y termina contra un Honda. ¿Qué resultados obtuvo contra esta competencia tan dispar?

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.