Opel Insignia OPC

opel-insignia-opc

Diez años después de lanzar el primer modelo OPC (Opel Performance Center), el centro deportivo alemán ha preparado laboriosamente un nuevo trabajo, esta vez sobre el Insignia. Dotado de un motor Turbo V6 de 2.8 litros capaz de desarrollar una potencia de 325 CV y un par de 400 Nm. Con él, el Insignia OPC acelera de 0 a 100 km/h en 6 segundos y alcanza la velocidad máxima de 250 km/h. El propulsor va acoplado a una caja manual de seis velocidades que transmite la fuerza a las cuatro ruedas.

Es el mismo bloque que monta el modelo más alto de la gama hasta el momento, el de 260 CV. El aumento de potencia se ha conseguido con “un desarrollo especial del motor” y el rediseño del escape, para así disminuir la retención. Además, se han instalado unos silenciadores centrales y posteriores para que emita un sonido especialmente deportivo.

La suspensión se ha rebajado 10 mm respecto al modelo convencional. Monta las conocidas torretas McPherson, aunque las delanteras han sufrido modificaciones para conseguir un mejor tacto en la dirección y menos vibraciones en el volante.

Por si fuese poco, el Insignia OPC incorpora de serie el sistema de suspensión adaptativa “FlexRide”. El conductor puede elegir entre tres sistemas diferentes: “Normal”, el más confortable, “Sport”, deportivo, “OPC”, para conducción extrema. Para completar estos sistemas, Opel ha dotado a su versión más radical de tracción 4×4 y diferencial trasero autoblocante de control electrónico, todo ello de serie.

Su imagen exterior guarda gran parecido con el Opel GTC Concept de 2007. Monta unos voluminosos parachoques, con dos entradas de aire verticales el delantero, y con dos salidas de escape romboidales el trasero. Éste acopla un difusor de aire que le da un toque aún más deportivo. De serie equipa unas llantas de 19 pulgadas con neumáticos 245/40. Opcionales son las de 20 pulgadas de diámetro con gomas 255/35. Tras las delanteras, podemos entrever unos discos perforados, amordazados por unas pinzas Brembo en color antracita.

El habitáculo va a la par con la imagen exterior en lo que ha deportividad se refiere. Destacan los excelentes bacquets de la firma Recaro, la palanca especial, el pedalier deportivo y el volante achatado por su parte inferior.

Será presentado en el próximo Salón de Barcelona (del 7 al 17 de mayo). Las primeras unidades llegarán en otoño a los concesionarios.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here