Las infracciones de tráfico en el extranjero se pagarán

Las infracciones de tráfico cometidas en el… extranjero ya no quedarán impunes, de acuerdo con una directiva aprobada hoy por el PE. El texto, acordado con el Consejo, refuerza el intercambio de información entre los países para asegurar que las multas por exceso de velocidad, no llevar el cinturón de seguridad o conducir bajo los efectos del alcohol, llegan al infractor, sea cual sea el país en el que haya cometido la infracción. La socialista española Inés Ayala es la responsable de este tema.

La nueva norma se aplicará a infracciones como el exceso de velocidad, no llevar el cinturón de seguridad, saltarse un semáforo en rojo, conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, hablar por teléfono al volante, circular por una vía no permitida (como el carril bus), no llevar el casco y no respetar la distancia de seguridad. Las multas de aparcamiento quedan excluidas. La directiva tendrá que recibir ahora el visto bueno formal del Consejo. Una vez publicada en el Diario Oficial de la UE, los Estados miembros dispondrán de dos años para transponer las nuevas normas. Irlanda, Reino Unido

En el debate previo a la votación, Inés Ayala declaró que “el objetivo que nos hemos dado para el periodo 2010-2020 de reducir a la mitad las víctimas mortales en la carretera nos exige nuevas medidas, y medidas importantes”. Ayala subrayó que “con la medida que hoy les propongo, que es fruto de un acuerdo y de una larga historia iniciada en 2008 (…) se contabilizaba que, al menos, podíamos evitar 400 víctimas mortales cada año, sin contar también los heridos”.

La directiva obliga a las autoridades nacionales del país de matriculación acomunicar los datos del conductor del vehículo (nombre y dirección) al Estado miembro donde se haya cometido la infracción. Este intercambio de datos se realizará a través de un sistema ya existente conocido como EUCARIS. Posteriormente, el país de la infracción enviará una carta al titular del vehículo en su idioma en la que se le informará de la infracción cometida y del importe de la multa. El país de matriculación estará obligado a facilitar los datos de los infractores, pero no podrá imponer ningún tipo de sanción por cuenta propia.

Los diputados han logrado reforzar las obligaciones sobre protección de datos personales, de forma que la información sobre el infractor será suprimida una vez que se haya cerrado el procedimiento. Asimismo, los Estados miembros informarán a la Comisión de cómo y cuándo transponen esta directiva a la legislación nacional mediante las llamadas tablas de correspondencia.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.