Lucas Ordoñez, el camino hacia la máxima competición

Lucas Ordoñez

Los orígenes de Lucas Ordoñez tal vez no sean los típicos para un piloto profesional que ha conquistado el título Pro-AM de las Blancpain GT Series y dos podios en la categoría de LMP2 de las 24 Horas de Le Mans, pero merece ser recordado. Para conocer la historia del piloto madrileño tenemos que remontarnos a 2008, año en el que conquista la primera Nissan GT Academy y pasa ser piloto profesional llegando al Motorsport a través del mundo virtual, algo atípico pero que ha servido a la firma japonesa para sentar cátedra, con Ordoñez como el máximo exponente de un sistema innovador y exitoso.

En esa primera edición de la Nissan GT Academy se registraron más de 25.000 participantes en busca de fortuna. Después de las fases de clasificación, el ganador final se decidió en un ‘campus’ organizado por la compañía japonesa en el Circuito de Silverstone. Allí, los mejores pilotos del videojuego de Play Station Gran Turismo tuvieron que poner a prueba sus cualidades al volante de los Nissan 350Z y Nissan GT-R (prueba), así como demostrar su destreza en diferentes situaciones límites. Lucas Ordoñez era proclamado ganador de la primera edición de la Nissan GT Academy.

Lucas Ordoñez

Su oportunidad había llegado y se materializaba tan solo unos meses después, tras una dura fase de entrenamiento en el programa de desarrollo de pilotos de Nissan, participando en las 24 Horas de Dubái de 2009 y en la Copa Europea de GT4 donde logró un segundo puesto de la general con un 350Z. Un año más tarde repetiría en esta categoría y finalizaría cuarto en la clasificación.

Ordoñez, por entonces con 25 años de edad, hacía realidad un sueño de la infancia tras convertirse de forma oficial en piloto oficial. Sus orígenes en el Campeonato Nacional de Karting, donde participó durante años y tuvo que renunciar a su carrera en 2001 debido a la falta de presupuesto, ya quedaban en un segundo plano. En 2011 se pasa a los sport prototipos, un vehículo con dos plazas y ruedas carenadas, y participa en la Copa Intercontinental de Le Mans con un Oreca-Nissan de Signatech.

Lucas Ordoñez

Este campeonato sería la antesala de su gran debut en el Circuito de La Sarthe, aunque antes demostraría como era capaz de vencer a sus rivales en cinco de las siente carreras, proclamándose campeón de la clase LMP2. Ese mismo año debuta por primera vez en las 24 Horas de Le Mans donde firmaría una segunda plaza de la misma categoría LMP2 y un noveno puesto en la general. 2011 también sirvió a Lucas para participar en diversas carreras de la Le Mans Series y la American Le Mans Series.

En 2012 disputó dos carreras del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) con un Zytek-Nissan LMP2 del equipo Greaves y volvió a participar en las 24 Horas de Le Mans, aunque con un octavo puesto, así como un quinto en las 6 Horas de Silverstone y un 30º absoluto en las 24 Horas de Nürburgring con un Nissan GT-R.

En 2013, el español abandona los sport prototipo y compite con un Nissan GT-R -conoce su historia- en la clase GT3, se corona campeón de las clase Pro-AM de la Blancpain Endurance Series, con victoria en Silverstone y un tercer puesto en las 24 Horas de Spa-Francorchamps, obtuvo diferentes podios en el Campeonato FIA GT y firmó un noveno puesto en los 1.000 kilómetros de Suzuka como parte del Súper GT japonés. Destaca este año su tercer puesto, noveno en la general, en las 24 Horas de Le Mans.

Entre 2014 y 2015, Lucas tuvo la posibilidad de probar suerte en las V8 Supercars australianas y en el Súper GT japonés. Participó en las 24 Horas de Le Mans de 2014 y, pese a su retirada con el Nissan ZEOD RC del ‘Garage 56’, el coche fue capaz de establecer el récord de ser el primer prototipo en rodar en modo eléctrico durante una vuelta completa en el famoso Circuito de La Sarthe. En 2015 volvió a competir en Le Mans, donde tampoco consiguió terminar al volante del Nissan GT-R LM del equipo Nissan NISMO. También participó en la Fórmula 3 japonesa, donde registró cinco podios y ocho top 5 en 15 carreras, firmando un quinto en el campeonato.

Lucas Ordoñez

En 2016 decide volver a Europa para disputar de nuevo el campeonato más igualado y espectacular de GT del mundo, las Blancpain Endurance Series con un Nissan GT-R NISMO GT3, firmando un noveno en el campeonato, así como un undécimo en las 24 Horas de Nürburgring 2016. Lucas Ordoñez: “En el 2008 mi vida cambió por completo, pasé de ser un estudiante de Madrid a tener la oportunidad de ser piloto Nissan gracias a GT Academy. Pude demostrar mi habilidad y ganar este concurso que dio paso a sacarme la licencia internacional de piloto. Pocos meses después disputé mi primera carrera internacional con Nissan y cada temporada fuimos logrando objetivos en los diferentes campeonatos que disputamos”.

“Entonces llegó 2011 y logramos una sorprendente segunda posición en la categoría de LMP2 en las 24 Horas de Le Mans en mi debut en esta carrera. También ese año ganamos la Le Mans Intercontinental Cup, y en las siguientes campañas continué mi carrera junto a Nissan en los prototipos y GT3. Un momento muy especial fue el título logrado en la clase Pro-Am de las Blancpain GT Series con el Nissan GT-R NISMO GT3 en 2012”.

“Estas últimas temporadas han vuelto a ser un sueño cumplido para mí, pudiendo ser piloto oficial de Nissan en el Súper GT japonés y después volviendo a Europa para correr las Blancpain GT Series, el campeonato más competido del mundo de los GT3”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here