Hoy en día se puede ganar mucho dinero a través de las redes sociales. Hay influencers y creadores de contenidos que arrastran una enorme audiencia y generan mucho dinero, lo que les permite obtener unos ingresos que ya quisiera la mayoría de los mortales. Esto les permite tener coches de alta gama y todo tipo de lujos, pero no significa que estén capacitados para conducirlos, como lo demuestra este caso. Un conocido influencer sufrió un accidente con su Lamborghini Huracán en una carrera ilegal.

No todo el mundo puede manejar un vehículo con más de 600 CV enviados a las ruedas, por mucha electrónica que ayude domarlos. Si encima se trata de una carrera ilegal en medio del tráfico, las posibilidades de terminar como le pasó a este influencer, Austin Harmon, son realmente altas.

Un conocido influencer sufre un accidente en una carrera ilegal con su Lamborghini Huracán

El accidente ocurrió a principios de septiembre, en Murrieta, en el Estado de California, durante una carrera ilegal en la que estuvieron implicados dos Lamborghini Huracán. La Policía de Murrieta informó que uno de los deportivos golpeó un Toyota Prius durante una carrera de aceleración, provocando daños importantes en ambos coches, aunque, por suerte, no hubo que lamentar daños personales.

Las fotos tomadas en el lugar de los hechos muestran el Huracán muy dañado, con el frontal está completamente destrozado, mientras el Prius no salió mucho mejor parado. Desde entonces se han ido conociendo más detalles del siniestro y ahora, un vídeo muestra el incidente y queda claro que el coche tenía mucha más potencia bajo el capó que habilidad en el conductor.

The Drive ha publicado un vídeo donde se puede ver el momento del impacto. El Huracán acelerar a fondo y pierde el control, golpeando con el Prius. Son sólo unos segundos, pero sirven para entender la gravedad del accidente. Las autoridades confirmaron al medio local Patch.com que el conductor del Lamborghini herido era Austin Harmon, un conocido influencer que terminó detenido antes de pasar por el hospital.

Ahora se enfrenta a cargos por conducción temeraria y concurso ilegal de velocidad, y deberá comparecer ante el tribunal en noviembre. El conductor del Toyota no sufrió heridas de consideración, mientras que el otro participante en la carrera huyó y se desconoce su identidad.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.