Final Dakar 2017: Peterhansel gana su decimotercer touareg

final-dakar-2017

‘Monsieur Dakar’, no hay más. Stéphane Peterhansel es el rey absoluto de la prueba más dura del mundo, y es que tras ganar su decimotercer Dakar, el francés reúne ya 13 touaregs en su vitrina, séptimo en la categoría de coches (en 2004, 2005 y 2007 fue el más rápido con Mitsubishi; en 2012 y 2013, con Mini, y en 2016 y 2017, con Peugeot).

“Antes de la salida de la carrera, no se podía dar nada por sentado. Había una gran carrera interna y, en total, siete u ocho pilotos capaces de ganar. A mitad de carrera ya solo éramos cuatro y en la última semana se resumió a un duelo con Sébastien, un duelo de alta tensión y a una gran velocidad”, ha informado tras ganar su decimotercer Dakar. “Nos enfrentábamos a un campeón muy rápido, que sabe gestionar las carreras a la cabeza y que no se deja impresionar. Ayer la diferencia la marcó un pinchazo y, probablemente, es lo que sentenció la victoria del Dakar. Mi táctica era obligarlo a correr al máximo de sus capacidades, así se expondría a cometer errores, y eso es lo que pasó. No fue una casualidad”, ha añadido.

Peterhansel, que ha sabido administrar a la perfección su renta en la última etapa del Dakar 2017, ha llegado a meta a solo 19 segundos del primero, de Sébastien Loeb, su máximo rival en estos últimos compases de la prueba. El nueve veces campeón del WRC no ha podido doblegar a su compañero de equipo y se ha tenido que conformar con el segundo escalón del podio, resultado excelente al ser su segunda participación en este histórico rally-raid.

Loeb ha completado la etapa en 28:55 minutos, seguido de Stéphane y de Giniel de Villiers, tercero, a 30 segundos.

Nada ha conseguido detener el triplete de Peugeot, que con su 3008 DKR ha conseguido copar el podio con tres pilotos franceses. Excelente Dakar el de la firma del león, que vuelve a imponerse sin rivales a su altura, y eso que, en un principio, la reducción de la brida les perjudicaba.

Nani Roma ha acabado a 1:21 minutos de Seb. El español ha finalizado este Dakar 2017 en cuarta posición, a 1:16:43 horas del líder. “Ha sido realmente dura y difícil. Hemos terminado muy cansados, pero felices del Dakar que hemos hecho. Terminar siempre es un premio”, ha expresado Nani. “Cuando inicias el Dakar piensas en ganar, pero también temes quedarte fuera de carrera cualquier día, como les ha sucedido a otros compañeros. Al final, el podio se convirtió en un objetivo, pero hubo que rendirse ante la superioridad de los Peugeot. El cuarto puesto creo que es justo y tanto Álex como yo estamos satisfechos de la carrera que hemos hecho”, ha añadido el catalán. Y es que el de Toyota Overdrive Racing ha sido el piloto con coche Toyota más rápido de esta edición, superando a de Villiers y a Nasser Al-Attiyah, que sufrió un accidente en la tercera etapa que le hizo abandonar. “No corro nunca para ser el mejor de mi equipo. Soy el primero que lamento la retirada de mi compañero Nasser Al-Attiyah. Es verdad que en una fase de la carrera fui el único coche que pudo inquietar a los Peugeot, pero mi objetivo fue siempre ganar y, cuando no pude, intentar hacerlo lo mejor posible”, ha declaro.

Y es que, como dice Nani Roma… “A partir de mañana empieza el Dakar 2018”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here