Un Ferrari F40 terminado en verde mate, ¿locura?

En mi opinión, el verde es un color que raramente beneficia a un coche, exceptuando algunas tonalidades como el British Racing Green y algunos coches, como el Ford Focus RS (prueba) o el Lamborghini Huracán (prueba). Pero de lo que estoy totalmente seguro es que un Ferrari debe ser rojo, en sus distintas variantes (personalmente prefiero el Rosso Corsa), y un F40 es uno de los modelos al que mejor le sienta este color.

Las 1.315 unidades producidas del Ferrari F40 entre 1987 y 1992 fueron Rosso Corsa, aunque al parecer el propietario de esta unidad se cansó de este color y se decantó por un verde militar mate. El interior ha sido conservado original, mientras que los espejos retrovisores y las llantas han sido oscurecidas en negro mate. Salvo que se trate de un excéntrico millonario al que le guste llamar la atención, todo apunta a que se trata de una cobertura de vinilo para proteger la pintura original.

Independientemente de cuáles sean los motivos que han impulsado a su propietario a cambiar o cubrir el color original, es cierto que este verde mate me deja indiferente, es decir, no es capaz de impresionar como el Rosso Corsa original, pero tampoco desagrada como otros pinturas y, personalmente, me considero un seguidor de la pintura en acabado mate.

Imágenes: Elvis Skender

1 Comentario

  1. Estas equivocado, no todos los F40 salieron de fabrica en el mismo color, por ejemplo el sultán de Brunei tiene una unidad en blanco echa así por encargo. Hay que informarse mejor antes de escribir tonterías.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here