El monóxido de carbono es una de las producciones de nuestro más peligrosas para el organismo, aun siendo completamente invisible. Seguro que todos hemos visto en películas cómo los personajes que deciden quitarse la vida se encierran en su garaje con el motor encendido. Y es que tan solo echarse una siesta en el coche con el motor arrancado y las ventanas subidas puede llegar a ser algo letal. Por eso contar con un sensor de monóxido de carbono es algo tan importante. Y siendo tan barato, es una opción que no debes dejar pasar, pues cuesta tan solo 17 euros.

Aunque en condiciones normales, mientras circulas por la carretera, no debería haber un problema con el monóxido de carbono, lo cierto es que puedes enfrentarte a este problema por diferentes motivos. Por ejemplo, si tienes una fuga en el sistema de escape, esta podría hacer que el monóxido entre al habitáculo. Y tampoco tiene que ser una fuga grave. En un coche gasolina, si estás parado y con las ventanillas subidas, ya se podría acumular monóxido de carbono. Es ideal para eso contar con un sensor de monóxido de carbono.

Consigue este detector de monóxido de carbono para coche por 17 euros

Este dispositivo es más común en los hogares, donde existe un temor superior a una intoxicación. Sin embargo, lo cierto es que en el coche podría ser igual de relevante. Esto es especialmente destacable en el caso de los coches con motor de gasolina.

El aparato cuenta con una batería, de manera que no tengas que conectarlo a ninguna fuente de alimentación. Las alarmas se dan en función del nivel de monóxido de carbono, y también en función del peligro que hay para el ser humano. Cuanto más alto sea el nivel de monóxido de carbono, con más frecuencia escucharemos la alarma.

La clave está en que cuando empecemos a ver un nivel alarmante de monóxido de carbono, tomemos medidas para solucionarlo, como bajar las ventanillas, mover el coche y no estar parados en el mismo lugar, o llevar el vehículo al taller para ver si tiene alguna fuga en el sistema de escape.

La batería tiene una autonomía de unos 6 meses, aunque podremos cargarlo en solo unas horas por medio de un cable USB. Si lo tenemos en el coche, tan solo hay que conectarlo muy de vez en cuando.

Su precio es de tan solo 17 euros, por lo que es una compra ideal si pasas mucho tiempo en el coche. Y es todavía más importante para campers o caravanas, donde es más probable que pasemos mucho tiempo detenidos con el motor en funcionamiento.

Consigue este detector de monóxido de carbono para coche por 17 euros

Los precios son correctos en el momento de la publicación del artículo y podrían variar con el paso del tiempo. Periodismo del Motor podría recibir una comisión por tus compras. Más información.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.