El Mercedes G 63 AMG según Brabus

El Mercedes G 63 AMG Brabus es todo un espectáculo, tanto a nivel visual como de prestaciones… pues toma como base uno de los todoterrenos más potentes y deseables del mercado, el Mercedes G63 AMG 2012. Para la ocasión, el poderoso propulsor V8 biturbo aumenta su potencia hasta los 620 CV -544 CV de serie- y el par motor crece hasta llegar a unos impresionantes 800 Nm.

Sin duda, lo mejor de la preparación del Mercedes G 63 AMG Brabus es su nuevo sistema de escape denominado Valve Controlled Sports Exhaust System, que cuenta con una válvula que permite regular el ‘rugido’ del motor V8 en función del estado de animo en el que nos encontremos, tal y como podrás comprobar con el vídeo que encontrarás a continuación. Las diferentes posiciones –quiter y loud– se seleccionan desde los botones que incorpora el volante multifunción de serie.

Estéticamente, el Brabus G 63 AMG se diferencia de la versión convencional por el color negro, que baña prácticamente todos los elementos de la carrocería –incluyendo las estriberas y la estrella de Mercedes– y por la ausencia de la rueda de repuesto sobre el portón trasero. Las enormes llantas Brabus -de 23 pulgadas- aumentarán la precisión en carretera, pero no se llevarán muy bien con los caminos debido al diminuto perfil de los neumáticos.

El nuevo Mercedes G 63 AMG Brabus se convertirá en el vehículo favorito de los acaudalados millonarios de los Emiratos Árabes, China y Rusia, pues es en estas regiones donde más éxito tienen las versiones AMG del Mercedes Clase G 2012.

Mercedes G63 AMG by Brabus lateral

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here