El pasado 15 de septiembre de 2023 entraba en servicio el radar de tramo más largo de Madrid, con 1.800 metros de recorrido controlado. Este cinemómetro inició sus funciones hace ahora cuatro meses en lo que se consideró una fase de aviso que se extendía hasta ayer, 15 de enero de 2024, en la que los infractores que fueran cazados rebasando el límite de velocidad no serían multados, pero sí recibirían una carta de aviso en su domicilio.

Ahora, ese período de aviso ha finalizado y el nuevo radar ya multa con hasta 600 euros y la pérdida de 6 puntos del carné de conducir, según lo indicado en la Ley de Seguridad Vial. El objetivo de este nuevo radar de tramo, según ha explicado el Ayuntamiento de Madrid, es “reducir la velocidad en el recorrido controlado para disminuir la siniestralidad y garantizar la seguridad de los ciudadanos”.

Atendiendo a una demanda vecinal expuesta en la Junta del Distrito de Fuencarral-El Pardo, el Consistorio decidió activar este nuevo radar de tramo a mediados de septiembre del año pasado. Cuatro meses después, el número de infracciones en la zona se ha reducido un 66,7%, explica el ayuntamiento.

Aquí está el nuevo radar de tramo que ya multa en Madrid

nuevo radar tramo madrid

Desde las 00:00 h del lunes, el nuevo radar de tramo ya no solo cazará a todos los conductores que circulan por encima de la velocidad máxima legal de la vía, de 50 km/h, sino que también emitirá la correspondiente denuncia. Estas multas, dependiendo de la velocidad a la que se circule sobre el límite, será de entre 200 y 600 puntos, con la retirada de 2 y hasta 6 puntos del carné.

Se puede reducir la velocidad de los coches sin radares, badenes o resaltos, como ha demostrado esta localidad

El radar de tramo multipunto está ubicado en la calle de Sinesio Delgado y controla ambos sentidos. Tiene un recorrido controlado de 1.800 metros e incluye seis dispositivos de detección para medir la velocidad a la que circulan los vehículos. Este radar es el tercero de estas características que se instala en la ciudad. Los otros dos están ubicados en la A-5 (1.735 metros en los dos sentidos) y la avenida de Córdoba (1.026 metros en sentido salida).

Con un coste de 95.000 euros, de los cuales 80.000 han sido financiados por la Unión Europea con los fondos Next Generation EU, este nuevo radar de tramo cuenta con varios dispositivos de medición de velocidad:

  • En sentido Ciudad Universitaria, con un recorrido de 1.783 metros, la cámara de inicio está ubicada a pocos metros de la glorieta de Piedrafita de Cebrero, mientras que el dispositivo de final de tramo está un poco antes de la intersección con la avenida de Miraflores. El punto intermedio se ubica a la altura de la intersección con la calle de Valdeverja.
  • En sentido Castellana, con un recorrido de 1.800 metros, el radar de inicio de tramo se encuentra poco después de la intersección de la calle de Sinesio Delgado con la avenida de Miraflores. La cámara final se sitúa antes de llegar a la glorieta de Piedrafita de Cebrero, mientras que el punto intermedio está instalado en la intersección de Sinesio Delgado con la calle Doroteo Benache.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.