Desde la Dirección General de Tráfico están dispuestos a controlar como sea la velocidad en las carreteras españolas, que es unos de las principales causas de accidentalidad, por ello, la DGT ha comprado 70 radares láser para la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, por un importe superior a 610.000 euros.

Exactamente, la cifra asciende hasta los 610.678,25 euros, tal y como refleja la contratación de suministros publicada en la plataforma de contratación del Estado. El contrato de los 70 cinemómetros láser portátiles ha sido adjudicado a la empresa Saima Seguridad S.A.

La DGT compra 70 radares láser para Tráfico por más de 610.000 euros

DGT compra 70 radares láser

Hace varias semanas, Tráfico abrió el plazo para que las empresas interesadas presentaran su propuesta para suministrar la nueva partida de radares destinados a vigilar los excesos de velocidad en las carreteras.

Estos son los radares que ponen más multas en España

Finalmente, solo dos empresas presentaron su candidatura y el Ministerio del Interior explica su elección en la memoria justificativa, alegando que la empresa beneficiada “ha formulado la oferta más ventajosa para el organismo y para el interés general”. El presupuesto total asignado para la compra de estos 70 radares láser portátiles es de 610.678,25 euros.

Una de las principales causas de accidentes

Motos camufladas Guardia Civil

En la memoria justificativa, el Ministerio del Interior hace hincapié en la importancia de controlar la velocidad, ya que “es uno de los componentes que mayor presencia tiene en la accidentalidad, incidiendo de forma negativa en la gravedad de los resultados, así como en las lesiones de las víctimas”.

Esta es la principal motivación, señalan desde el Ministerio, para dotar a Tráfico de más radares láser móviles que “sirvan de complemento a los utilizados en la actualidad para ejercer la vigilancia que le compete en materia de velocidad de la red viaria de la forma más efectiva posible”.

En dicho documento, Interior subraya la necesidad de “complementar el actual sistema de detección de velocidad, con el empleo de cinemómetros de escaso tamaño, compacto, de altas prestaciones, fácil manejo y rápido despliegue de forma que permita su utilización a cualquier agente, independientemente del vehículo en el que patrulle, de cuatro ruedas o motocicletas”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.