A pesar de que todo vehículo potente, exclusivo y con aspiraciones deportivas suele venderse como churros, también existen ciertos coches superdeportivos olvidados en la historia de la automoción. Modelos que, al menos a día de hoy, no tienen el reconocimiento que deberían dadas sus características. En esta lista hemos reunido varios de los casos que nos parecen más flagrantes.

Bugatti EB110

coches superdeportivos olvidados

Si hay un superdeportivo en la historia de Bugatti que no ha recibido el reconocimiento que merecía, ese es el EB110. Fue desarrollado por el empresario italiano Romano Artioli, y lo vimos por primera vez en el Salón del Automóvil de París, en el año 1991.

Cuenta con un motor V12 con cuatro turbos y 3,5 litros de cilindrada que entregaba aproximadamente 600 CV de potencia, y con él aceleraba de 0 a 100 km/h en tan solo 3,2 segundos. Esto le posicionó como uno de los coches de producción más rápidos del momento. Además, es muy exclusivo, pues solo se fabricaron 139 unidades.

Jaguar XJR15

coches superdeportivos olvidados

El protagonista de la portada de esta lista de coches superdeportivos olvidados es un Jaguar. ¿Sabías que hace décadas existió JaguarSport? Era la división deportiva de la firma británica y al asociarse con TWR (Tom Walkinshaw Racing) surgió el increíble XJR15 a principios de la década de los 90.

13 superdeportivos increíbles que nunca llegaron a construirse

Era un biplaza creado para competir y estaba basado en el XJR9 que ganó Le Mans. Tan solo salieron de la fábrica 53 unidades, de las cuales únicamente 27 estaban homologadas para circular por la vía pública. Bajo sus entrañas, un V12 atmosférico de 6,0 litros y unos 450 CV de potencia.

Wiesmann MF5

coches superdeportivos olvidados

Wiesmann presentó el descapotable MF5, una versión cabrio del GT MF5, en el Salón del Automóvil de Frankfurt hace no demasiado tiempo, en el año 2009. Combinaba un aspecto más bien tirando a retro con lo último en ingeniería. Ahora bien, con el paso de los años se ha convertido, para muchos, en un desconocido.

Este alemán está impulsado por un bloque V10 que entrega más de 500 CV de potencia, el cual le permite llegar hasta los 100 km/h desde parado en tan solo 3,9 segundos... ¡y superar los 300 km/h de velocidad máxima! Solo se han producido 55, y desde su puesta de largo Wiesmann no ha lanzado otro modelo de producción.

Venturi 400 GT

coches superdeportivos olvidados

Personalmente, el Venturi 400 GT me parece un deportivo precioso. Se trata de la variante de calle del 400 Trophy, y si quieres uno ya puedes preparar dinero, pues es exclusivo a rabiar: 15 fueron los ejemplares que se fabricaron. Y no, ya ves que Venturi no comenzó como marca de coches eléctricos.

Esta compañía con sede en Mónaco fue la respuesta al dominio de Ferrari y Porsche en el mercado de este tipo de vehículos, y el modelo se fabricó entre los años 1994 y 1997. Un coupé de dos puertas equipado con un motor V6 de 3,0 litros que entrega unos 400 CV de potencia y que es capaz de rozar los 300 km/h de velocidad punta.

Mosler MT900S

coches superdeportivos olvidados

El fabricante Mosler presentó el MT900S a mediados de la década de los 2000. Es la versión de carretera del MT900R, y surgió cuando el fundador de Mosler Automotive, Warren Mosler, unió sus fuerzas con Rod Trenne, diseñador del (prueba) Chevrolet Corvette de quinta generación, y con un equipo de ingenieros de confianza.

Tiene una imagen similar a la de una nave espacial y lo mejor de todo es que su peso es de tan solo 900 kg. Para ello hay que pagar algunos 'peajes', como que por ejemplo no tenga dirección asistida. Instala un motor central V6 de 5,7 litros con casi 450 CV de potencia, y será difícil que lo veas por la calle: solo se fabricaron 20 unidades.

Dauer 962

coches superdeportivos olvidados

Porsche dominó con puño de hierro las 24 Horas de Le Mans a lo largo de la década de los '80 con el 962 del Grupo C, y estaba previsto desarrollar una versión de calle... pero no pudo ser debido a limitaciones presupuestarias. Afortunadamente, la pequeña empresa Dauer Sportwagen se encargó de hacerlo entre 1993 y 1997.

8 superdeportivos baratos que puedes (o no) comprar

De esta manera, el Dauer 962 cuenta con un propulsor biturbo de 3,0 litros y seis cilindros en línea que entrega más de 700 CV de potencia. Su velocidad punta es de infarto, pues supera por poco los 400 km/h. Con lo que está considerado como uno de los coches de producción más rápidos del mundo, incluso a día de hoy.

Ascari KZ1

coches superdeportivos olvidados

Klaas Zwart de Ascari Cars se asoció con Omni Design para dar vida a un modelo tan elegante y a la vez agresivo como el Ascari KZ1. Fue presentado en el año 2005 y es de construcción artesanal. De hecho, en cada unidad se han de invertir 340 horas, con lo que no sorprende que se vendiese por unos 250.000 euros cada ejemplar.

Tan solo se construyeron 50, todas ellas impulsadas por un bloque de origen BMW. Un motor V8 utilizado en el M5 que rinde unos 500 CV de potencia, y que se sitúa en posición central. Va asociado a una transmisión manual de seis relaciones y con esta combinación, el KZ1 acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.