El BMW M3 CS se presenta como la versión más deportiva de la berlina, pero se sitúa un paso por debajo del BMW M4 CSL en lo que a radicalidad se refiere. Reduce su peso, pero no tanto, pero mantiene el mismo motor con potencia aumentada.

A simple vista es fácil distinguirlo del M3 Competition gracias a la parrilla específica que prescinde de marco, a los detalles resaltados en un vivo tono rojo, a los vinilos del capó y a los faros láser LED amarillos (los normales son blancos). Además, calza llantas específicas de 19 pulgadas delante y de 20 pulgadas detrás, y entre la paleta de colores disponibles para la carrocería destaca el Frozen Solid White exclusivo de esta variante.

BMW M4 CSL: con 550 CV y 100 kilos más ligero

Su interior emplea un sistema de pantalla curva que une el cuadro de instrumentos de 12,3 pulgadas con la consola central de 14,9, además de disfrutar de asientos deportivos con estructura de fibra de carbono, un elemento que contribuye a uno de los enfoques principales de este modelo: reducir el peso.

BMW M3 CS

BMW se ha aplicado en la tarea, aunque no llega a los niveles del M4 CSL, entre otras cosas, porque el M3 CS tiene tracción integral en lugar de trasera. A pesar de ello, la marca alemana firma haber reducido el peso unos 20 kilos respecto al M3 Competition xDrive, gracias al empleo del plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) en exterior e interior, al carbono que da forma a muchas piezas de la carrocería (capó, techo, difusor, alerón, etc.) y a la incorporación de un sistema de escape que pesa 4 kilos menos que el convencional.

En lo que sí mantiene todo el poderío de su hermano es en el motor, que sigue siendo el 3.0 TwinPower Turbo de seis cilindros en línea que entrega 550 CV y 660 Nm de par máximo, gestionados mediante una caja de cambios automática M Steptronic de ocho velocidades y un sistema de tracción M xDrive que permite operar en modos 4×2 y 4×4.

BMW M3 CS

Acelerar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos, por lo que es más rápido que el M4 CSL, y tiene una velocidad punta de 307 km/h.

Como es lógico, la compañía ha aprovechado para mejorar también el sistema de frenos, modificar la suspensión y calzar de serie unos neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2.

La producción del BMW M3 CS comenzará en marzo de este año, pero no se han desvelado sus precios.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.