Un BMW 3.0 CSL de 1975, expuesto en el Salón de Detroit

bmw-3-0-csl-1975-salon-de-detroit2

Entre las novedades que BMW exhibe en el Salón de Detroit, se ha dado cabida una leyenda del automovilismo de competición de América del Norte, un 3.0 CSL de 1975. Esta unidad en cuestión conmemora el 40 aniversario de la introducción de la marca en el mercado norteamericano, y el haber logrado unas ventas de 340.000 vehículos en el último año, situándose como la marca premium número uno del país.

bmw-3-0-csl-1975-salon-de-detroit3

El BMW 3.0 CSL surgió en 1972 como una homologación de carreras para el Campeonato Europeo de Turismos, cientos de unidades fueron producidas como vehículo de calle. Aumentó la cilindrada de su motor, llegando a los 3.153 cc en 1973, y fue equipado con un paquete aerodinámico que incluía una gran toma de aire, aletas cortas, un spoiler encima y detrás del borde posterior de la cubierta y un alerón trasero.

Con el BMW 3.0 CSL, Chris Amon ganó las 6 horas de Nürburgring en 1973, Toine Hezemans ganó el Campeonato Europeo de Turismos y, junto a Dieter Quester, consiguieron la victoria en Le Mans ese mismo año. En 1975, el BMW 3.0 CSL disputó varias carreras del Campeonato IMSA GT con Sam Posey, Brian Redman y Ronnie Peterson, participando en las 24 horas de Daytona y consiguiendo ganar las 12 horas de Sebring. Ese año suponía la introducción de la marca alemana, tanto en el mercado como en la competición, en Estados Unidos.

Imágenes: Carscoops

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here