El Abarth 595 Pista es uno de los deportivos compactos más radicales, un pequeño misil que tiene en su gran comportamiento y su agilidad sus mejores bazas. Ya era un modelo que destacaba, pero Abarth ha optado por actualizarlo y hacer de él un bólido todavía mejor.

PRUEBA: Abarth 595 Competizione

Uno de los cambios más importantes es la instalación de un turbo Garret en su motor, reduciendo la compresión de 9.8:1 a 9:1, lo que mejora la temperatura en la cámara de combustión y sirve para elevar su potencia hasta los 165 CV (gana 5 CV) y su par máximo hasta los 230 Nm. Combinado con una caja de cambios automática con levas al volante de cinco relaciones, amplía su velocidad máxima hasta los 218 km/h.

Abarth 595 Pista

No es, sin embargo, el único elemento nuevo en su apartado mecánico, puesto que también ha instalado una suspensión trasera firmada por Koni que cuenta con tecnología Frequency Selective Damping (FSD), una amortiguación selectiva que mejora su estabilidad y capacidad de manejo. El conjunto lo completan el escape Record Monza Active y el sistema de frenos con discos ventilados de 284 mm en el eje delantero y de 240 mm en el trasero.

El Abarth 595 Pista también tiene añadidos estéticos como son los toques en verde lima presentes en las carcasas de los retrovisores, el centro de las llantas y los labios de los paragolpes delantero y trasero. Entre su equipamiento de serie destacan los asientos deportivos, el sistema de infotaintment Uconnect con pantalla HD de siete pulgadas y la radio digital.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.