Carlos Sainz tiene viento a favor para ganar su cuarto Dakar, pero ya se sabe que en la prueba más dura del mundo todo puede cambiar en cuestión de segundos, incluso el viento. El Matador y su copiloto, Lucas Cruz, han finalizado la 2ª parte de la etapa de 48 horas en segunda posición, triunfo que le ha arrebatado Sébastien Loeb al ser +02.01 más rápido que la pareja española.

«Ha sido una especial difícil los dos días. Al final hemos sobrevivido. Llegamos lideres al día de descanso. Podemos hacer un buen balance de la primera semana. Hay que seguir para adelante con humildad y pasar etapas sin cometer grandes errores y a ver qué pasa», ha manifestado el madrileño.

Pero lo más importante es que con este resultado y con el problema mecánico sufrido por Nasser Al-Attiyah en su la suspensión delantera del Prodrive Hunter, que le ha hecho perder toda opción al título al llegar con 2 horas horas y 45 minutos en meta, Carlos Sainz lo tiene todo de cara. Más aún si sumamos que tanto Stéphane Peterhansel como Yazeed Al-Rajhi se despedían ayer de poder poner un tuareg en sus vitrinas.

El catarí ha declarado a su llegada: «No ha sido un buen día. Hemos roto un cojinete de la dirección a falta de 50 km para la meta y hemos tenido que esperar a nuestra asistencia para repararlo. Es una lástima porque habíamos firmado una buena especial pese a salir delante ayer. En cualquier caso, vamos a continuar y ver qué podemos hacer. La idea es ayudar a Seb a ganar el Dakar. Haré todo lo que pueda para que así sea».

Carlos Sainz con el Audi RS Q e-tron en la sexta etapa del Dakar 2024
Carlos Sainz con el Audi RS Q e-tron en la sexta etapa del Dakar 2024.

Monsiuer Dakar ha manifestado: «Esta etapa de 48h ha terminado siendo catastrófica para nosotros. Ayer nos quedamos sin llanta en un neumático y al tratar de cambiar la rueda hemos roto un gato hidráulico. A partir de ahí no conseguíamos cambiar la rueda y nos vimos obligados a desmontar toda la carrocería para sacar el gato. Y después de sacarlo resulta que ya no teníamos aceite en el sistema hidráulico. Nos ha llevado dos horas repararlo y llegar al vivac».

«Y luego, esta mañana, tras el avituallamiento, nos ha saltado una alarma roja en el coche, que indica un peligro grave, de manera han tenido que intervenir los ingenieros para arreglar el problema. Llegado este punto nuestro único objetivo es apoyar al equipo», ha añadido.

El Audi RS Q e-tron que Carlos Sainz pilota en el Dakar se convierte en una réplica de radiocontrol de LEGO

El mayor enemigo está en casa, Mattias Ekström, que con el Audi RS Q e-tron se sitúa segundo en la general, a +20.21, puesto que hoy ha sido tercero, a +10.55 de Loeb. «Personalmente me ha resultado muy cansado, también porque no es mi terreno favorito. Estoy más acostumbrado a la nieve y el hielo. Cuando sales tan pronto a la pista, con estas dunas y la arena tan blanda, es fácil equivocarse. Hemos perdido cosa de seis minutos pero ayer fue un buen día para nosotros, tanto en términos de conducción como de navegación. Estoy contento de estar aquí: he visto que Nasser tenía problemas y también Yazeed, así que nosotros podemos estar contentos de haberlos sorteado», ha expresado Ekström.

«En nuestros días buenos, podemos rodar delante, pero resulta difícil navegar tan pronto por la mañana. Nos hemos esforzado por imprimir un buen ritmo y creo que lo hemos hecho bastante bien. Ahora lo que tengo son unas ganas tremendas de darme una ducha», ha añadido.

Sébastien Loeb y Fabian Lurquin con el Prodrive BRX Hunter T1+ en la sexta etapa del Dakar 2024
Sébastien Loeb y Fabian Lurquin con el Prodrive BRX Hunter T1+ en la sexta etapa del Dakar 2024.

Precisamente Sébastien es otro candidato que no debemos descartar, a pesar de los +29.31 de ventaja que tiene Carlos respecto al nueve veces campeón del WRC. «La estrategia era la correcta. Lo que hace que la estrategia de Audi fuera mejor es que, al perder nueve minutos, se encontraron lo suficientemente atrás y, además, Nasser al frente estuvo abriendo muy bien la pista. Así que no estuvo la cosa tan reñida como esperábamos. Teníamos que hacer la etapa, la hemos ganado y probablemente subamos en la clasificación general. No está tan mal, seguimos en la pugna».

«En definitiva, hemos perdido tiempo dos veces entre una bieleta y un triple pinchazo. Aparte de eso, estamos teniendo una buena semana, pero se sigue corriendo muy rápido. Todo el mundo ha acelerado al máximo y el nivel es muy alto. A este ritmo, es normal que se rompan cosas y pasen cosas. Por ahora todo va bien para nosotros. Solo tenemos que seguir así y encontrar una solución a los pinchazos para las últimas etapas con piedras. Y ya está», ha manifestado el de Alsacia.

Los coches de calle de Carlos Sainz: su garaje privado

Clasificación de la 6ª etapa (48 horas) del Dakar 2024:

  1. Sebastien Loeb Bahrain 07:21.56
  2. Carlos Sainz – Lucas Cruz Audi RS Q e-tron +02.01
  3. Mattias Ekström Audi RS Q e-tron +10.55
  4. Lucas Moraes Toyota +22.45
  5. Eryk Goczal Taurus Taurus +28.48

Clasificación General tras la 6ª etapa (48 horas) del Dakar 2024:

  1. Carlos Sainz – Lucas Cruz Audi RS Q e-tron 24:59.32
  2. Mattias Ekström Audi RS Q e-tron +20.21
  3. Sebastien Loeb Bahrain +29.31
  4. Lucas Moraes Toyota +01:04.00
  5. Guillaume De Mevius Overdrive +01:09.47

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.