mazda_cx-5_2012-gris

Mazda CX-5 2012

La firma japonesa se suma a la oferta de SUV compactos de nuestro país con el Mazda CX-5 2012, que ha sido desarrollado a partir del Minagi Concept. Con el nuevo modelo, que ya está disponible en los concesionarios desde 24.790 euros, Mazda entra de lleno en un segmento muy competido, con rivales de la talla del Nissan Qashqai. […]

La firma japonesa se suma a la oferta de SUV compactos de nuestro país con el Mazda CX-5 2012, que ha sido desarrollado a partir del Minagi Concept. Con el nuevo modelo, que ya está disponible en los concesionarios desde 24.790 euros, Mazda entra de lleno en un segmento muy competido, con rivales de la talla del Nissan Qashqai. Gracias a la tecnología ‘Skyactiv’ logra unas buenas prestaciones y bajos consumos y además, está disponible con dos mecánicas diferentes: un gasolina de 2 litros y 165 CV y un bloque diésel de 2,2 litros con 150 ó 170 CV.

Sin ser rompedoras, las líneas exteriores del Mazda CX-5 2012 resultan atractivas. Combina de forma satisfactoria el diseño alto y robusto de un SUV con el dinamismo propio de los productos de la firma de Hiroshima. Destacan las fluidas formas de su lateral, con abultadas aletas tanto delante como detrás y un frontal que está dominado por una parrilla de generosas dimensiones.

El interior del CX-5 2012 sorprende por lo espacioso que resulta aunque, al contar con un diseño más conservador, es menos atractivo visualmente que el exterior. Los materiales empleados poseen un tacto mullido y son de gran calidad. Además, en función del nivel de acabado –‘Style’ o ‘Luxury’- puede montar tapicería de cuero, asientos calefactables, sensores de aparcamiento, sistema de acceso sin llave, equipo de sonido Bose, manos libres por Bluetooth o cámara de marcha atrás, entre otros.

La oferta mecánica del Mazda CX-5 está compuesta por dos propulsores, un gasolina de 2 litros y 165 CV y un diésel de 2,2 litros disponible con dos niveles de potencia: 150 ó 170 CV. El bloque alimentado por gasolina logra rebajar el consumo un 15% y ofrece una respuesta instantánea gracias a que tiene la relación de compresión más alta jamás vista en un coche de calle -14.0:1-. Como decía, el motor turbodiésel dispone de 150 ó 170 CV según la versión elegida y en ambos casos, ofrece un excelente rendimiento acompañado de bajos consumos gracias a que emplea un turbocompresor capaz de funcionar en dos etapas.

Todas las mecánicas pueden ir asociadas a una caja de cambios manual de seis relaciones o a una automática con el mismo número de velocidades –a excepción de la versión de 175 CV, que va ligada obligatoriamente al cambio automático-. Las dos motorizaciones de acceso del modelo inferior al CX-7 (prueba Mazda CX-7) están disponibles en versión con tracción delantera y 4×4, mientras que el más potente únicamente puede contar con tracción a las cuatro ruedas.

Los precios del Mazda CX-5 2012 son los siguientes:
-2.0i 16v 165 CV 2WD Style 24.790 euros
-2.0i 16v 160 CV 4WD Style 27.790 euros
-2.0i 16v 160 CV 4WD Luxury Aut. 32.890 euros
-2.2d 150 CV 2WD Style 26.990 euros
-2.2d 150 CV 2WD Style Aut. 28.990 euros
-2.2d 150 CV 4WD Style 29.990 euros
-2.2d 150 CV 4WD Style Aut. 31.990 euros
-2.2d 150 CV 4WD Luxury 33.090 euros
-2.2d 150 CV 4WD Luxury Aut. 35.090 euros
-2.2d 175 CV 4WD Luxury Aut. 35.690 euros











 

mazda_cx-5_2012 zaga

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

CERRAR