Actualmente smart está metida de lleno en la movilidad eléctrica y, de hecho, ha dejado atrás sus orígenes con coches pequeños para pasar a una gama conformada por SUV. Son las tendencias que mandan, así que es lo que toca hacer. Sin embargo, hubo una época en la que el fabricante ponía sobre la mesa propuestas bastante más atrevidas, como fue el caso del smart Fortwo CrossBlade.

Esta peculiar versión del smart Fortwo lo convertía en una suerte de ‘barchetta’, cortando el techo, reemplazando el parabrisas por un deflector de contenidas dimensiones y aprovechando también para quitar las puertas y sustituirlas por unas sencillas barras que hacen las veces de apoyabarazos.

Smart Crossblade, uno de los coches más locos de la Historia

Su producción fue muy limitada, pues solo se crearon 2.000 ejemplares, y estuvo circunscrita a determinados mercados. Ahora ha salido a la venta la unidad número 1.722 de la tirada y está disponible en Estados Unidos, donde no se vendió de manera oficial y a donde llegó a través de Méjico.

smart Fortwo CrossBlade

Estética a un lado, a nivel mecánico en su desarrollo participó Brabus, que hizo lo que pudo (o lo que le dejaron) con el pequeño motor tricilíndrico del modelo, al que añadió 10 CV extra para llevarlo hasta los 71 CV de potencia. No es ningún superdeportivo, pero es suficiente para mover con soltura un vehículo tan ligero como éste. A sus espaldas cuenta con solo 14.413 kilómetros, por lo que está prácticamente a estrenar en ese aspecto.

En términos generales su estado de conservación es bastante bueno, aunque tiene roces exteriores, especialmente el desconchón del paragolpes delantero. Además, hay ciertas zonas en las que se puede apreciar óxido. En el interior las muestras de uso son prácticamente inexistentes.

smart Fortwo CrossBlade

Este smart Fortwo CrossBlade está a la venta en Vantage Auto y su dueño quiere sacar buen rédito económico de él: pide 58.500 euros por él.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.