A la venta un exclusivo Kremer Porsche 935 K4 IMSA GTP de 1981

kremer-porsche-935-k4-imsa-gtp-delantera

Cuando en 1979 Porsche se centro en el desarrollo de los nuevos prototipos de competición 936, 956 y 962, el legendario Porsche 935 puso fin a su trayectoria dentro de los circuitos. Por suerte, la demanda del modelo anterior seguía siendo alta y algunos equipos de carreras comenzaron a ser suministrados con componentes y transmisiones directamente desde fábrica, desarrollando por su cuenta el chasis y la carrocería. Estos prototipos mejorados obtuvieron un primer puesto en las 24 horas de Le Mans de 1979, victoria en la general representada por el Kremer Porsche 935 K3.

Los hermanos Kremer formaron un equipo de carreras tomando como base los vehículos que desarrollaba Porsche desde 1970, creando un vínculo muy estrecho con el fabricante gracias a encontrarse localizados en Colonia, Alemania. El 935 K1 llegó en 1976 y, dado el éxito, en 1981 ya preparaban la cuarta versión del Porsche 935, el K4. Porsche proporcionó los bocetos, la piezas y una unidad del 935 ‘Moby Dick’ que la firma había fabricado en 1978.

kremer-porsche-935-k4-imsa-gtp-perfil

La primera de las dos unidades únicamente fabricadas se encuentra a la venta actualmente. Este Kremer Porsche 935 K4 de 1981 se parece muy poco al 935 original. Está construido sobre un chasis tubular, mientras que solo el techo y el parabrisas se mantienen originales al modelo 935 de Porsche. La temporada de 1981, el 935 K4 hizo su debut en competición con el piloto Bob Wollek, consiguiendo dos victorias y un total de seis podios.

La temporada de 1982 se abría con un nuevo propietario, John Fitzpatrick, quien había comprado el vehículo a Kremer y puesto a su equipo a trabajar en la actualización y modificación del Porsche 935 K4. La preparación contemplaba una nueva carrocería con dos entradas de aire para los intercoolers, así como una nueva suspensión trasera. Mecánicamente fue ajustado para proporcionar 50 CV extra de un total superior a los 800 CV. Todo este trabajo tuvo como resultado un total de cinco victorias en la temporada de 1982.

En 1983, el Kremer Porsche 935 K4 IMSA GTP sólo corrió dos veces, obteniendo la victoria en Riverside. En 1984, el vehículo fue alquilado a Al Holbert para disputar tres carreras. Dos años más tarde, comenzó a pasar por diferentes manos, incluso por las del actor Nicolas Cage de 1999 a 2002, hasta que actualmente ha acabado en Canepa, una organización multifacética centrada en el mundo de la automoción, la cual ha puesto en venta este exclusivo trozo de historia de la competición GT por un precio desconocido.

Fuente: Canepa Collection

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.