Subasta Ford GT Jeremy Clarkson

Sale a subasta el Ford GT de Jeremy Clarkson

El próximo mes sale a subasta el Ford GT de Jeremy Clarkson, un coche que solo los auténticos fans del programa conocerán al detalle Clarkson lo adquirió en 2006 y una serie de problemas lo convirtieron en objeto de burlas por parte de Richard Hammond y James May. Ahora busca comprador y, avisamos, no será para nada barato.

¿Eres un auténtico fan de Top Gear y de The Grand Tour? Si la respuesta es afirmativa entonces conocerás el Ford GT de Jeremy Clarkson que saldrá a subasta el próximo mes, mientras que, si la respuesta es negativa o no lo recuerdas, debes ponerte al día con las temporadas pasadas. El deportivo americano es uno de los coches de Jeremy Clarkson buscará nuevo propietario el próximo mes después de que éste no quedara del todo satisfecho con el vehículo.

Jeremy Clarkson se convirtió en uno de los afortunados propietarios de un Ford GT de la anterior generación cuando lo adquirió totalmente nuevo en 2006. El presentador, por entonces en Top Gear, decidió grabar unas escenas en las que el coche aparecería para ser emitido posteriormente en televisión. Sin embargo, el GT decidió descubrir el fallo oculto que ha estado atormentando a Clarkson durante la última década.

Un problema con el inmovilizador y la alarma del coche provocó que el coche no pudiera arrancar, lo que supuso que terminara en un hangar de Dunsfold mientras que Jeremy Clarkson tuvo que recurrir a alquilar un Toyota Corolla Verso para poder volver a casa. “Ford envió un camión, cambió el inmovilizador y entregó el coche en mi casa al día siguiente”, escribió Clarkson por aquel entonces. “¿Es seguro? Pregunté. Sí, dijeron. Pero no lo fue”. “A las tres de la madrugada sonó la alarma. Y luego de nuevo a las cuatro. Esto sifnificaba que mi esposa empezó a referirse a él como “ese jodido coche”, lo cual hizo que dejara de gustar un poco, si soy honesto”.

Tras diez años de continuos desplazamientos al taller, el Ford GT de Clarkson tan solo ha cubierto 60 millas (unos 100 kilómetros), y lo que es peor, Clarkson tuvo que recurrir a un Ford Focus diésel como coche de cortesía mientras el GT estaba en el taller. Sin embargo, su fama de poco fiable no ha afectado al precio y se estima que se venderá en la subasta por entre 233.000 y 296.000 euros.

Fuente: DriveTribe

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies