El Citroën BX 4TC Evolution fue uno de los míticos modelos del Grupo B de rallyes que, aunque no tuvo el éxito de otros coetáneos (lo cierto es que participó en muy pocas pruebas), sigue siendo un icono de la época. Ahora, hay un ejemplar a subasta y se estima que la puja que lo gane podría situarse entre los 250.000 y los 350.000 euros.

A subasta el Subaru Impreza Prodrive de 1993 de McRae y Vatanen

El ejemplar puede encontrarse en la web de Artcurial, quienes han tenido la oportunidad de hablar con Jean-Claude Andruet, quien lo pilotara en el mundial de rallyes.

Citroën BX 4TC Evolution

“Este coche era mucho mejor de lo que se decía al respecto o de lo que fue capaz de hacer”. Cuando el proyecto del BX de tracción a las cuatro ruedas despegó, Guy (Verrier) se puso en contacto conmigo y me alegré de involucrarme en un proyecto como ese”, señala.

Basado en el BX de calle, empleaba también piezas del Peugeot 505 Turbo de serie y la caja de cambios pertenecía a un Citroën SM. Su motor era un bloque tetracilíndrico turbo de 380 CV de potencia y contaba con una suspensión oleoneumática.

Citroën BX 4TC Evolution

Este último punto era el más destacado del coche, según afirma el propio Andruet: “La suspensión es fantástica. No sé si miraremos hacia atrás y reconoceremos exactamente lo que Citroën logró a este nivel, pero la suspensión, en las carreteras llenas de baches de la Acrópolis, fue fantástica, extraordinaria…”

Aunque su base era buena, no tuvo apenas oportunidades de demostrarlo, puesto que solo participó en tres pruebas: el Rally de Monte Carlo, el Rally de Suecia y el Rally de Acropolis.

Citroën BX 4TC Evolution

Andruet recuerda el evento sueco, donde registró su mejor resultado con el Citroën: “En el Rallye de Suecia, solo estábamos familiarizados con una etapa de cada tres. Con la nieve, las velocidades a las que íbamos y los baches, sin saber qué había detrás, no era posible estar en la carrera. Terminé sexto… pero si hubiéramos tenido tiempo para realizar el reconocimiento adecuado para este rally, como los demás, no habría terminado sexto. En otras palabras, ¡habría podido ganar!”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.