El BMW X2 2024 que he probado comparte denominación con su predecesor, el primer BMW X2 que llegó al mercado allá por el año 2018. Pero aparte de esto, nada tiene que ver con este último, y eso a pesar de que no hay duda de que su antecesor ha sido un acierto comercial. Así lo demuestran las 22.368 unidades vendidas en España desde su lanzamiento o las más de 390.000 comercializadas en todo el mundo.

Y digo esto por varias razones. La primera salta a la vista cuando tienes delante al nuevo BMW X2: es un coche mucho, mucho más grande. ¿Cuánto exactamente? Pues el recién llegado alcanza los 4.554 mm de longitud, lo que significa que es nada menos que 194 mm más largo que la primera generación. También es 21 mm más ancho (hasta llegar a los 1.845 mm), 64 mm más alto (1.590 mm) y tiene una distancia entre ejes 22 mm mayor (2.692 mm).

Prueba BMW X2 2024 lateral

Vamos, que ahora se ha quedado más cerca del primer BMW X4 que del modelo al que sustituye. Esto, además de en una mayor presencia, se traduce en un habitáculo más espacioso, especialmente en lo que a capacidad de carga se refiere. Aunque el cambio de diseño exterior del que te hablo a continuación ha perjudicado ligeramente el acceso a las plazas traseras y el espacio hasta el techo disponible en estas.

Esta última es otra de las razones: luce una imagen con una pronunciada caída de techo en la zaga. BMW da de esta forma continuidad a la denominación de su extensa gama de SUV: ahora sí han conseguido que los X con números impares (X1, X3, X5 y X7) sean todocaminos con carrocerías más tradicionales y los X con números pares (X2, X4 y X6) apuesten por otras de inspiración coupé, como suele decirse.

Prueba BMW X2 2024 morro

El tercer y último motivo por el que poco tiene en común con el primer X2 es que este nuevo BMW X2 2024 ofrece una gama mecánica más variada. Porque a las tradicionales versiones con motorizaciones térmicas de gasolina y diésel se suma por primera vez una opción 100% eléctrica en forma de BMW iX2. Así, tienes para elegir versiones con etiqueta C (X2 sDrive18d y X2 M35i xDrive), ECO (X2 sDrive20i y X2 xDrive20d) y Cero (iX2 eDrive20 e iX2 xDrive30).

Un exterior polémico con un interior tecnológico

A nivel estético, al BMW X2 2024 le pasa lo que a los últimos lanzamientos de la compañía alemana: genera opiniones enfrentadas, a unos les encanta y a otros lo contrario. En mi caso, aunque no aporta nada, he de reconocer que mientras que en fotos no terminó de convencerme en persona me ha gustado mucho.

Prueba BMW X2 2024 trasera

Lo que es innegable es que tiene mucha presencia, mucha más que el anterior X2. El morro está dominado por la gran parrilla, que por primera vez puede contar con la iluminación BMW Iconic Glow como en sus hermanos mayores; y que queda flanqueada por unos grupos ópticos que le otorgan una mirada poderosa. El paragolpes delantero luce una imagen muy deportiva incluso desde el acabado de acceso.

En la vista lateral, además del extra de longitud, destaca la pronunciada caída de techo que comienza en el pilar B y llega hasta la zaga. Tampoco puedo evitar fijarme en las aristas que se encuentran en todo el lateral del coche, que dibujan una cintura marcada y unos pasos de rueda muy bien definidos. Algo que se hace especialmente evidente con las dos pinturas mate disponibles, como puedes apreciar en las fotos.

Prueba BMW X2 2024 interior

Las llantas de aleación pueden ser de entre 17 y 20 pulgadas en función del motor y terminación escogida, aunque opcionalmente podrás montar unas de hasta 21”. Y la parte trasera, que es quizá lo más controvertido de este nuevo X2, está dominada por ese techo descendente y por unos grupos ópticos con un diseño tridimensional muy trabajado.

El habitáculo del BMW X2 2024 que he probado destaca por su excelente nivel de acabados, con unos materiales que no solo resultan agradables al tacto si no que transmiten sensación de solidez. El diseño se asemeja al de los modelos más compactos de BMW, con un salpicadero de aspecto minimalista dominado por la gran pantalla doble curvada que está formada por dos unidades con 10,25 y 10,7 pulgadas.

Prueba BMW X2 2024 pantalla

Estas cuentan con el sistema operativo BMW ID9 que permite, entre otras cosas, que puedas manejar casi todas las funciones mediante órdenes vocales de forma muy natural. El despliegue tecnológico, como no podía ser de otra forma tratándose de BMW, es francamente abrumador por la cantidad de opciones disponibles. Son tantas y tan variadas que darían para dedicarlas un extenso artículo en exclusiva.

Me han gustado mucho los asientos delanteros, pues no solo tienen un diseño muy vistoso, es que además son muy cómodos y sujetan perfectamente el cuerpo cuando la carretera se retuerce. Delante tengo espacio de sobra en todas las direcciones pero detrás, debido a ese techo descendente, mi cabeza roza con el techo y eso que no me considero especialmente alto (mido 1,81 metros). Lo bueno es que el maletero es mucho más grande, llegando a los 560 litros en las versiones de combustión con cinco plazas en uso.

Motores para todos los gustos (y bolsillos)

Prueba BMW X2 2024 pilotos traseros

Como te decía más arriba, la oferta mecánica incluye por primera vez en un X2 versiones 100% eléctricas. Pero en este caso me quiero centrar en las de combustión interna para, más adelante, publicar una prueba específica del BMW iX2 xDrive30 que también he podido conducir en esta primera toma de contacto.

La gama ‘convencional’ arranca con el BMW X2 sDrive18d, que es precisamente el que he probado. Cuenta con un motor diésel de 2.0 litros y cuatro cilindros en línea en posición delantera transversal con 150 CV y 360 Nm de par. Se asocia exclusivamente a un cambio automático de doble embrague y siete velocidades que transmite la potencia a las ruedas delanteras. Su precio, sin opciones, es de 45.800 euros.

Prueba BMW X2 2024 detalle cambio

El siguiente escalón por potencia es el BMW X2 xDrive20d, que estará disponible en un par de meses. Es quizá el más interesante si necesitas un diésel con etiqueta ECO, puesto que cuenta con un sistema de microhibridación. Combina el mismo motor 2.0 diésel de 150 CV con uno eléctrico de 20 CV alimentado a través de una red de 48 V. De esta forma, proporcionan una potencia máxima de 163 CV y 400 Nm, mejorando sensiblemente la aceleración de 0 a 100 km/h en tres décimas hasta los 8,6 segundos frente a los 8,9 del sDrive18d.

Eso sí, para disfrutar de esa etiqueta y de ese leve incremento de prestaciones deberás desembolsar un mínimo de 49.400 euros o lo que es lo mismo, 3.600 euros extra. Y me parece una cantidad razonable. Porque además del extra de potencia y de contar con etiqueta ECO, añade a la ecuación la tracción a las cuatro ruedas xDrive.

Prueba BMW X2 2024 detalle cambio leva

El BMW X2 sDrive20i con motorización de gasolina microhibrida presume también de etiqueta ECO. Combina un motor tricilindrico de 156 CV con uno eléctrico de 19 CV para producir un total de 170 CV y 280 Nm, lo que le permite alcanzar los 100 km/h desde parado en 8,3 segundos. Parte de los 47.300 euros.

Como tope de la gama de combustión encontramos al BMW X2 M35i xDrive, que es el que aparece en las fotografías que ilustran esta prueba. Cuenta con un motor de gasolina 2.0 de cuatro cilindros con 300 CV de potencia y 400 Nm de par que trabaja, como en el resto de la gama, junto a un cambio de doble embrague de siete velocidades. Gracias a eso y a la tracción xDrive, completa el 0 a 100 km/h en 5,4 segundos o lo que es lo mismo, más rápido que cualquier otro X2 sea térmico o eléctrico. Su precio se dispara hasta los 72.000 euros.

El BMW X2 sDrive18d que he podido conducir tiene un rendimiento correcto si no eres de esos que buscan las mejores prestaciones. El motor, ya conocido, es una maravilla por la relación que ofrece entre potencia y consumo, siendo además muy elástico al disponer de mucho par prácticamente desde el ralentí. Y con su depósito de 45 litros, podrás recorrer casi 900 kilómetros entre repostajes.

Pero los alrededor de 1.700 kilos que pesa este SUV se notan a la hora de buscar la máxima aceleración y eso que durante esta prueba solo viajamos con dos pasajeros a bordo sin nada de equipaje. Lo que sí tiene es un comportamiento dinámico ágil y un confort de marcha notable. Es silencioso, porque apenas se percibe el típico sonido de los motores turbodiésel, pero no sé hasta en qué punto será así en las unidades que no equipen el acristalamiento acústico con doble laminado que sí tenía el coche de la prueba.

En definitiva, el BMW X2 2024 me ha parecido mucho mejor coche que su predecesor porque ofrece mucho más a cambio de una suma de dinero ligeramente superior, que en este caso está más que justificada. De hecho, cuesta a penas 1.500 euros más que un X1 equivalente, por lo que estoy seguro que serán muchos los que se decanten por él.

Ficha técnica BMW X2 2024 sDrive18d
Motor Cilindrada 1.995 cc
Cilindros 4 en línea
Potencia máxima 150 CV / 3.750 a 4.000 rpm
Par máximo 360 Nm / 1.500 a 2.500 rpm
Alimentación Tipo Inyección directa por conducto común. Turbo. Intercooler.
Transmisión Caja de Cambios Automática doble embrague, 7 velocidades
Tracción Delantera
Suspensión Delantera Independiente tipo McPherson
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Discos ventilados
Traseros Discos ventilados
Dimensiones Longitud 4.554 mm
Anchura 1.845 mm
Altura 1.590 mm
Distancia entre ejes 2.692 mm
Maletero Volumen 560 litros (máximo con 5 plazas)
1.470 (máximo con 2 plazas)
Peso Peso 1.675 kg
Prestaciones Velocidad máxima 210 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 8,9 seg
Consumo
WLTP
Combinado 5,1 l/100 km
Velocidad baja N.d.
Velocidad media N.d.
Velocidad alta N.d.
Velocidad muy alta N.d.
Emisiones Emisiones de CO2 133 g/km Euro 6 / Etiqueta C
Precio Precio oficial Desde 45.800 euros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.