Peugeot 205 T16 1985

Este Peugeot 205 T16 de 1985 no ha encontrado comprador

Este Peugeot 205 T16 de 1985 no ha encontrado comprador en la subasta Arcurial Mónaco celebrada el pasado 2 de julio. Se trata de un ejemplar que tan solo había cubierto 248 kilómetros y cuyo estado de conservación había propiciado que los expertos lo tasasen en un precio de venta de entre 275.000 y 300.000 euros.

No todo lo que sale a subasta se vende y un ejemplo de ello es este Peugeot 205 T16 de 1985 que no ha encontrado comprador en la subasta Arcurial Mónaco celebrada el pasado 2 de julio. Un ejemplar como éste, del que tan solo se crearon 200 unidades, con un estado tan impecable y con solo 248 kilómetros recorridos en los últimos 32 años, era indispensable que encontrara comprador lo antes posible. Sin embargo, esto no sucedió el pasado domingo.

El Peugeot 205 T16 nació con el fin de homologar el coche de rallyes del Grupo B en su día, con el resultado de uno de los coches más icónicos del fabricante francés. Su cotización está al alza desde hace años y esta unidad de 1985 no podía ser menos. Dado su poco uso podemos apreciar en su interior que la tapicería, las puertas, el volante o el salpicadero está completamente intacto.

Peugeot 205 T16 1985

A nivel mecánico, los ingenieros de Peugeot desarrollaron un motor 1.8 litros turbo de 200 CV situado en posición central que le permitía pasar de cero a 100 km/h en 6,0 segundos y alcanzar una velocidad punta de 210 km/h. Además, su propulsor fue sometido a una completa revisión en diciembre de 2016, por lo que se garantiza su buen funcionamiento. Por otro lado, solo ha tenido un único propietario, André de Cortanze, Director Técnico de Peugeot Sport entre 1984 y 1992, uno de los hombres que intervino en el desarrollo del modelo de competición.

Por otro lado, tan solo cuatro de los 200 ejemplares del Peugeot 205 T16 están terminados en blanco, ya que los otros 196 son grises. La idea de esto recae en Jean Todt, director de Peugeot Sport entre 1982 y 1993, quien entregó las otras tres unidades a Jean Boillot, responsable del lanzamiento del 205, el piloto Didier Pironi y el mencionado André de Cortanze, reservando el cuarto para sí mismo. Su precio de venta fue tasado por los expertos entre 275.000 y 300.000 euros, aunque finalmente no se vendió. Tal vez no encontró al comprador adecuado, o tal vez la subasta ofrecía vehículos más interesantes que no suscitaron la atención de la sala sobre este pequeño Peugeot.

Fuente: Le Figaro
Imágenes: Benjamin Marziac

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies