Mosley cree que ganará su demanda por la “orgía nazi”

El ex patrón de la Fórmula Uno Max Mosley se mostró hoy “seguro” de que ganará la demanda contra el Reino Unido presentada ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por no proteger sus derechos tras la publicación de fotografías de una supuesta “orgía nazi” en el diario ‘News of the World’.

El rotativo sensacionalista británico, propiedad de Rupert Murdoch, publicó en portada en marzo de 2008 el titular “El patrón de la F1 celebra una orgía nazi con cinco prostitutas”, y en páginas interiores le calificó de “perverso sexual sadomasoquista”.

Un vídeo grabado con cámara oculta (que podrás ver más abajo) por una de las prostitutas fue publicado en la web del tabloide y reproducido en otras páginas de internet. El vídeo fue visto en dos días por más de 1,4 millones de personas y el periódico vendió más de tres millones de ejemplares. Mosley, que consideró que las imágenes “no tenían ninguna connotación nazi”, demandó al diario y el Tribunal Superior de Londres condenó al rotativo a indemnizarle con 60.000 libras esterlinas (72.198 euros) por atentar contra su vida privada.

Al tiempo, el tribunal londinense rechazó pronunciar una orden judicial para impedir que la información fuera publicada. Este es el punto que más ha atacado la defensa de Mosley, representada por el abogado Lord Panick.

Panick coincidió con el representante del Reino Unido, James Eadie, en que en el 99 por ciento de los casos de informaciones que pueden afectar a alguien, el medio de comunicación advierte al afectado sobre lo que va a publicar.

Por ello, estimó que en este caso el periodista ejerció “de juez” y se preguntó si un reportero “debe decidir unilateralmente cuáles son las obligaciones éticas en lo que se refiere a la no publicación de una información”.

Panick aseguró que “News of the world” rechazó informar a Mosley sobre la publicación “con toda impunidad”, pero añadió que “los intereses comerciales de un diario” no están por encima de los artículos 8 y 13 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, relativos al derecho al respeto de la vida privada y a un recurso efectivo.

Por su parte, Eadie defendió el carácter de valor fundamental que tiene la libertad de expresión en una sociedad democrática y expresó la “dificultad” de alcanzar el equilibrio entre la libertad de expresión y el derecho a la intimidad. Tras la vista, la Sala Cuarta, presidida por el juez polaco Lech Garlicki, inició su deliberación y decidirá si admite la demanda. Si es así, dictará sentencia en los próximos meses.

EFE


Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.