Los coches de slot (popularmente conocidos como ‘Scalextric’ aunque haya otras tantas marcas que se dediquen al negocio) no es que estén precisamente en su momento de mayor popularidad, pero echar la vista al pasado y ver de dónde vienen y dónde están demuestra cuánto han evolucionado.

Existe una pista de scalextric de más de 230.000 euros

Y cuando decimos echar la vista atrás nos referimos a mirar a los orígenes, a los primeros coches de este tipo, que ya planteaban el concepto actual, pero de una manera muy diferente.

Es algo que se puede ver en el siguiente vídeo de British Pathé, que muestra los albores de carreras de slot, allá por 1956:

Se trataba de algo completamente artesanal hecho a mano, en este caso por Alban Adams y Christopher Crocket, que creaban réplicas a escala 1/16 de los coches de competición de la época, bastante fieles para no ser industrializadas.

Además, en lugar ser eléctricos, como ocurre ahora, montaban pequeños motores diésel que, eso sí, les permitían alcanzar hasta 96 km/h (60 mph), una velocidad considerable. También era diferente el método de anclaje a la pista y es que, en lugar de una hendidura en la superficie en la que encaja una clavija de metal, era el circuito el que tenía un raíl sobresaliendo, al que se acoplaban los vehículos, que montaban dos cilindros en la parte central delantera.

El circuito en concreto que se puede ver en el vídeo estaba en Boscombe, Inglaterra, tenía forma de ocho y una longitud de 36 metros. Los coches tenían combustible como para dar unas 100 vueltas, lo que implica una autonomía total de 3,65 kilómetros.

Aunque es innegable que eran una virguería, lo cierto es que el utilizar motores diésel hacía que emitieran gases contaminantes, lo que hacía que no fuera práctico instalarlos en casa. Precisamente por eso, cuando se encontró la manera de hacerlos eléctricos, esta fórmula cayó en desuso.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.