Puede que ya no sean tan populares como antaño, pero las berlinas siguen siendo opciones interesantes a la hora de comprar un coche. Dado que nuevas salen cada vez menos, no es mala idea mirar en el mercado de ocasión para encontrar alternativas que merezcan la pena: 7 berlinas de segunda mano con un mantenimiento muy bajo.

Volkswagen Jetta 2013

berlinas de segunda mano con un mantenimiento muy bajo

Nunca tuvo la popularidad del Volkswagen Golf con el que compartía tantos elementos, pero es una opción interesante entre las berlinas compactas con una amplia y variedad de opciones mecánicas, con bloques gasolina y diésel de entre 105 y 210 CV.

El Volkswagen ofrece una relación de coste de mantenimiento francamente buena y es que apenas demanda unos 600 euros anuales para mantenerse en forma.

Ford Mondeo 2017

berlinas de segunda mano con un mantenimiento muy bajo

Un referente entre los generalistas que ha pasado a mejor vida debido a los SUV. Sin embargo, de segunda mano es fácil encontrar unidades de un modelo resistente, con mecánicas muy fiables y que montaba motores para todos los gustos, con hasta 241 CV de potencia.

Siendo una berlina generalista, no sorprende que su coste de mantenimiento anual sea ajustado, pero con menos de 600 euros es una opción muy económica.

Lexus GS 2010

berlinas de segunda mano con un mantenimiento muy bajo

Aunque su última generación solo era híbrida, la previa ofrecía una gama mecánica más amplia. Quien no quiera la HEV de 340 CV y etiqueta ECO siempre puede optar por una de las dos alternativas de gasolina, con 249 y 347 CV.

La fiabilidad de los Toyota (y de Lexus por extensión) es de sobra conocida, por lo que no es de extrañar que el GS requiera unos 580 euros anuales para mantenerse.

Lexus ES 2019

berlinas de segunda mano con un mantenimiento muy bajo

Es un modelo más reciente y que en España solo se vendió en versión híbrida, la ES 300h, que 218 CV es más que capaz y sigue luciendo una etiqueta ECO que cada vez es más necesaria.

Sorprendentemente (o quizá no tanto), el modelo que presenta un menor coste de mantenimiento de toda la lista pertenece a un fabricante premium. El ES necesita menos de 500 euros anuales para conservarse en perfecto estado de forma.

Infiniti Q50 2014

berlinas de segunda mano con un mantenimiento muy bajo

La ya desaparecida de España Infiniti planteaba alternativas con personalidad propia que se diferenciaban de las marcas premium alemanas. Además, estaba disponible con un motor de 170 CV que, suficiente para moverla sin problema y con un gasto de combustible contenido, y con un sistema híbrido de 364 CV.

Es un modelo con uno de los costes de mantenimiento más ajustados de la lista, con una media anual que no llega ni a los 650 euros.

BMW Serie 5 2011

berlinas de segunda mano con un mantenimiento muy bajo

El Serie 5 es un modelo fiable que aguanta prácticamente lo que le echen y su gama mecánica era lo suficientemente variada como para contentar a clientes que busquen cosas muy diferentes. Hay desde frugales bloques diésel hasta mecánicas de gasolina con más de 400 CV.

Su coste de mantenimiento estimado al año es inferior a 1.000 euros, una cuantía que no es baja, pero tampoco alta si se tiene en cuenta que es un modelo procedente de marca premium, con lo que ello conlleva a nivel de precio de repuestos.

Audi A4 2014

berlinas de segunda mano con un mantenimiento muy bajo

Otro veterano que lleva mucho en el mercado porque hace muy bien lo que hace. Tiene una dinámica de conducción bastante deportiva, acelera con celeridad en la mayoría de sus versiones y bien cuidado puede superar el medio millón de kilómetros sin mucho problema.

Está en la línea del BMW, con un coste inferior a 1.000 euros anuales en términos de mantenimiento, pero a largo plazo es incluso más económico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.