PRUEBA: Porsche Cayman GT4

La compañía de Stuttgart ha creado un vehículo intemporal, un deportivo de raza, rebelde. Poder probar el Porsche Cayman GT4 es un privilegio del que no se puede disfrutar todos los días, por eso pedimos la vez en el Circuito del Jarama, para ver cómo trabaja el motor bóxer de 3.8 litros donado por el 911 Carrera S y el equipo de suspensiones y frenos prestados por el GT3. Solo te puedo adelantar que he vuelto a creer en el amor a primera vista…