PRUEBA: BMW 2002 Tii

En su día fu un icono, y es que no hay muchos modelos de su tiempo con su nivel de prestaciones. Además, este coche de diseño sencillo es rápido y divertido de conducir.