Porsche culpa a Roger Rodas del accidente en el que murió Paul Walker

Porsche ha informado que Roger Rodas fue el responsable del accidente ocurrido el 30 de noviembre de 2013 en el que falleció Paul Walker. De esta forma, la firma de Stuttgart desmiente la acusación de la mujer de Rodas, Kristine Rodas, que culpaba al Porsche Carrera GT del siniestro en el que falleció su marido.

Fue en mayo de 2014 cuando decidió llevar el caso ante la Corte Superior del Condado de Los Ángeles. Según la viuda, el trágico accidente fue provocado por un fallo en la suspensión del Porsche Carrera GT, impidiendo que Rodas pudiera mantener el control del superdeportivo, chocando contra un árbol y una farola y ardiendo al momento del impacto, cosa que Kristine achaca a la falta de protección del depósito de combustible.

Ahora han sido los abogados de Porsche los que se han pronunciado. La marca germana ha informado que “la muerte de Roger Rodas, y todas las otras lesiones o daños reclamados, fueron el resultado de la culpa de Roger Rodas”. Además añaden que Rodas “optó por comportarse de una manera en la que se expuso a peligros y riesgos”. Asimismo, recordaron las declaraciones de los ingenieros de la compañía en la que dejaban claro que el Carrera GT del accidente en el que murió Paul Walker equipaba neumáticos gastados y con una antigüedad de nueve años.

También, Kristine Rodas manifestó que su marido perdió el control del vehículo aproximadamente a 88 km/h; la investigación aclaró que en realidad circulaba entre 130 y 150 km/h.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.