Mercedes 500 E: un lobo con piel de cordero

Logró eclipsar a todos los modelos de la generación 124 con un gran rendimiento en el que tuvo mucho que ver el motor firmado por Porsche