Los mejores trampas jamás realizadas en el automovilismo

La brida de la polémica

trucos del automovilismo

En el campeonato del mundo de rallyes de 1995, la normativa obligó a limitar la entrada de aire al motor y reducir la velocidad potencia en pro de la seguridad por medio de una pequeña placa. Toyota ideó un sistema para sortearla y contar con ventaja: unas arandelas la empujaban bloqueando su función. Lo mejor de todo es que pasaba desapercibido… y le daba al Celica unos 50 CV extra. Ahora bien, lamentablemente para la firma japonesa este truco fue descubierto, lo que le valió la descalificación de la prueba durante un año.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.