Los mejores deportivos Toyota de la Historia

Toyota Celica

mejores deportivos toyota Celia

Aunque en el Toyota Celica la facilidad de conducción y la comodidad en marcha eran dos pilares, también fue desarrollado para que pudiera ser un coche divertido en una carretera de curvas. La cuarta generación, lanzada en 1985, supuso una ruptura con su historia al instalar un sistema de tracción delantera. No obstante, al año siguiente fue lanzado el GT Four, con tracción total y un motor de 185 CV -el 2,0 más potente de la historia de un coche japonés- que sirvió de base para el coche que compitió en el WRC. Acumuló numerosos éxitos a principios de los ’90, y en 1999 dejó de comercializarse tras más de 35 años en el mercado y cuatro millones de coches vendidos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.