Cuando un espectador se sintió orgulloso porque Ari Vatanen le rompió la pierna en un atropello

Esta es la historia de un espectador que se sintió orgulloso porque Ari Vatanen le rompió una pierna en un atropello, en 1985